Facebook Twitter Google + YouTube  Perú   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 28/04/2017

El Papa viaja a Egipto porque no tiene miedo a morir

El P. Samir Khalil Samir, sacerdote experto en la religión islámica, indicó que el Papa viaja a Egipto con el objetivo de “volver a estrechar los vínculos con el islam” y, en ese sentido, destacó su decisión de estar “en medio del pueblo” y no renunciar al viaje pese a los peligros.

“Creo que, tal como es él, es preciso que vaya. El Papa no es una persona que tenga miedo”, afirmó el sacerdote egipcio.

Papa Francisco / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)
Además, “si tenemos en cuenta la posibilidad de un atentado, creo que Egipto, aunque solo sea por una cuestión de honor, hará lo imposible por protegerlo y por asegurarse de que no haya ningún elemento peligroso en los alrededores. Desde este punto de vista, creo que todo se desarrollará con normalidad”, añadió.

El también profesor del Pontificio Instituto Oriental de Roma afirmó que “ahí está el carácter del Papa Francisco, que podría decir: ‘No temo a nada y estoy en medio del pueblo. Y si debo morir, pues bien, yo soy como cualquier otra persona, me puede ocurrir simplemente porque me encuentro en ese lugar (donde tiene lugar un atentado)’. Así pues, esto podría explicar por qué no ha renunciado a su viaje”.

En una entrevista a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), el P. Samir señaló que “hace tiempo que (Francisco) quiere volver a estrechar los vínculos entre el Vaticano y el Islam”.

“Esto me lo dijo él personalmente con ocasión en una entrevista de media hora de duración mantenida hace algunos meses. Concretamente, me dijo: ‘¿Por qué insisto en el hecho de que el islam es una religión de paz? Porque debemos ante todo renovar los vínculos de amistad con los musulmanes y con (la universidad de) Al Azhar’”, recordó el sacerdote, autor de 60 libros, entre estos “Cien preguntas sobre el islam”.

Para explicar por qué es necesario “volver a estrechar los vínculos”, el sacerdote egipcio recordó que pocos días después del atentado contra una iglesia copta en la Navidad de 2010, el entonces Papa Benedicto XVI pidió al Presidente de Egipto –en su discurso a los diplomáticos– que proteja a los cristianos.

“En ese momento, el Imán Ahmed el-Tayeb, rector de la Universidad de Al Azhar, dijo que era inaceptable que el Papa se entrometiera en la política egipcia y rompió relaciones con Roma”, señaló.

El P. Samir dijo que “tras varios intentos infructuosos, se han retomado las relaciones. Y este era el objetivo principal del Papa Francisco: el de restablecer las relaciones con el Islam y, principalmente, con Al Azhar”, institución que representa a la mayoría de los musulmanes y por tanto es “una autoridad moral e intelectual ineludible” en el mundo islámico.

Resultado de imagen para papa francisco

Cristianos de Medio Oriente

Durante la entrevista, el sacerdote señaló que la mayoría de los musulmanes reconoce que Medio Oriente necesita de los cristianos. Incluso, indicó, una emisión radiofónica abordó recientemente “el tema de las escuelas cristianas, que formaron a la élite intelectual de Egipto en los siglos XIX y XX”.
En el caso de Egipto, el P. Samir dijo que se puede decir que los cristianos son los autóctono, por tanto “se sabe que si se quiere preservar la conciencia nacional, no se puede eliminar a los cristianos”.

“Por desgracia y por motivos político-económico-religiosos, cada vez más cristianos se van. Y lo que pasa en estos momentos es lo que quiere el ISIS (Estado Islámico/Daesh). Pero estos son fanáticos, mientras que, globalmente, los musulmanes no lo son. Pero les falta valentía para decir: hay que pararles los pies. En lugar de decir esto, dicen: esto no tiene nada que ver con el Islam, con lo que no resuelven nada. Pero, en el fondo de sus corazones, la mayoría de los musulmanes dicen: ¡esto es una vergüenza!”, explicó.

Papa Francisco: Por favor, recen por mi viaje de mañana a Egipto como peregrino de paz

Quedan tan solo unas horas para que el Papa Francisco inicie uno de los viajes más importantes de su pontificado, Egipto, y consciente del riesgo que comporta viajar a este país de mayoría musulmana después de los ataques terroristas a dos iglesias coptas del país, ha pedido oraciones en Twitter.

Resultado de imagen para PAPA FRANCISCO VIAJA

En cada una de sus cuentas oficiales en diferentes idiomas de esta red social, el Papa pidió: “Por favor, recen por mi viaje de mañana a Egipto como peregrino de paz”.

Francisco estará dos días en este país –28 y 29 de abril– y mantendrá importantes encuentros con líderes musulmanes, además de celebrar un importante encuentro con los sacerdotes, religiosos y consagrados del país para confirmarlos en la fe.

PAPA

El pasado martes, el Pontífice envió al pueblo egipcio un video mensaje en el que afirmó que acude al país “como amigo, como mensajero de paz y como peregrino”.

“Nuestro mundo, desgarrado por la violencia ciega –que también ha golpeado el corazón de vuestra querida tierra– tiene necesidad de paz, de amor y de misericordia”.

Además, el Vaticano reveló algunos detalles del viaje, como que el Papa utilizará un vehículo normal, sin blindajes, para sus desplazamientos por las calles de El Cairo.

¡Feliz día mamá!

¡No te lo puedes perder!

Todo el Mes de Mayo, por tus compras mayores a S/.40.00 en el fondo Editorial San Pablo, te damos como obsequio un hermoso rosario de pétalos de rosa o un collar con dijes del espíritu o cruz.

La imagen puede contener: rayas y texto

Consulta con nuestra área Comercial por ventas corporativas al siguiente correo: comercial@sanpabloperu.com.pe/ventas@sanpabloperu.com.pe

* No entran en la promoción: Biblias, calendarios, fichas, liturgia diaria y campaña escolar (Textos de religión, Valorarte y Desarrollo personal).

* En compras por la librería virtual, se respetarán las mismas normas, no se considera dentro del monto de la promoción al costo de envío.

* Esta promoción no es acumulable con otras promociones de San Pablo.

* El paquete de promoción incluye: 1 Bolsa decorativa con papel seda, 1 collar o rosario y 1 caja contenedora.

El arriesgado viaje del Papa Francisco a Egipto

En el viaje a Egipto que realizará el viernes 27 y el sábado 28 de mayo, el Papa Francisco utilizará un vehículo normal, sin blindajes, para sus desplazamientos por las calles de El Cairo.

Resultado de imagen para ataques en egipto

Así lo aclaró el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, en declaraciones a los medios de comunicación acreditados en el Vaticano.

En sus declaraciones, Burke afirmó que las medidas de seguridad que cubrirán el viaje del Santo Padre serán las mismas que en otros viajes papales, y que Egipto tomará las mismas precauciones que con cualquier otro Jefe de Estado de visita en el país.

“Las medidas de seguridad son las medidas de otros tantos viajes”, insistió el director de la Sala de Prensa. “El Papa se desplazará en un vehículo normal, no en un vehículo blindado. Será un vehículo cerrado, no será un vehículo abierto, pero será un vehículo normal”.

Asimismo, recordó que el contexto político mundial ha llevado a extremar las medidas de seguridad en todo el mundo, no sólo en lo que respecta al Vaticano. “La seguridad es un tema importante aquí, en Inglaterra, en Estados Unidos…”. Además, valoró la decisión del Pontífice de seguir adelante con el viaje a pesar de los atentados de las últimas semanas contra la comunidad cristiana de Egipto.

Imagen relacionada

“A pesar del último atentado el Papa ha decidido seguir adelante con el viaje y mostrar así un signo de cercanía con este pueblo herido. No voy a usar la palabra ‘preocupación’, pero vivimos en un mundo donde este aspecto –la seguridad– forma parte de la vida. Seguimos adelante, con serenidad, como es la voluntad del Papa”.

En la rueda de prensa, Greg Burke recordó que se trata del XVIII viaje del Papa Francisco en este Pontificado. Durante este tiempo, Francisco ha visitado 27 países. Además, se trata de la primera vez que viaja a Egipto, aunque el Papa San Juan Pablo II ya lo había visitado en febrero de 2001.

El Papa Francisco en una Audiencia General en la Plaza de San Pedro. / Foto: Bohumil Petrik (ACI Prensa)

Burke recordó que la invitación al Papa a Egipto la realizaron tanto el Presidente de la República, Abdulfatah Al-Sisi, como los Obispos egipcios, el Papa de la Iglesia Copta Ortodoxa, Tawadros II, y el imán de la Universidad de Al-Azhar.

Este viaje tendrá tres dimensiones: una dimensión pastoral con el foco puesto en la pequeña comunidad católica egipcia; una dimensión ecuménica centrada en el diálogo con la Iglesia Copta Ortodoxa; y una dimensión interreligiosa con el objetivo de potenciar la comprensión entre cristianos y musulmanes.

Benedicto XVI en su 90 cumpleaños: El Señor siempre me ha ayudado en las dificultades

Lleno de agradecimiento por cómo Dios le ha acompañado siempre, también en las dificultades. Benedicto XVI expresó así su emoción durante el festejo de su 90 cumpleaños en el lunes de Pascua o también llamado “del ángel”.

Resultado de imagen para benedicto xvi

El Papa Emérito celebró su cumpleaños con algunos invitados de su Baviera natal, que le llevaron algunos productos típicos como la popular cerveza bávara, y junto a su hermano, Georg Ratzinger.

Aunque realmente cumplió 90 años el Domingo de Resurrección, 16 de abril, Benedicto XVI festeja siempre este día al día siguiente, que además es fiesta en Italia.

La celebración tuvo lugar en los jardines vaticanos, en los alrededores del monasterio Mater Ecclesiae donde reside.

“Mi corazón está lleno de gratitud por los 90 años que el buen Dios me ha dado. Hay muchas pruebas y tiempos difíciles, pero siempre Él me ha guiado y me ha ayudado en estas situaciones, de manera que yo pudiera continuar mi camino y estoy lleno de agradecimiento sobre todo porque me ha dado una hermosa patria (Baviera) que ahora vosotros (militares bávaros que lo acompañaban) me traéis”, dijo en agradecimiento.

“Baviera es hermosa desde su creación. El país es hermoso por sus campanarios, las casas con los balcones llenos de flores, las personas que son buenas. Es hermoso en Baviera, porque se conoce a Dios y se sabe que es Él el que ha creado el mundo y que esto es bueno cuando lo construimos junto a Él”.

Benedicto XVI dio también las gracias “por haber traído Baviera hasta aquí, esa Baviera abierta al mundo, vivaz, feliz, que puede ser así porque sus raíces se encuentran en la fe”.

Resultado de imagen para benedicto xvi

“Estoy contento de que hayamos podido reunirnos bajo este precioso cielo azul romano, que con sus nubes blancas recuerda la bandera blanco-azul de Baviera –es siempre el mismo cielo–“, aseguró.

“Les aseguro la bendición de Dios. Lleven mis saludos a casa, mi gratitud y con mucho gusto, en mi corazón, continuaré ‘paseando’ y ‘viviendo’ nuestros paisajes y espero que todo siga así. Dios los bendiga”, concluyó.

Papa Francisco en Lunes del Ángel: La última palabra no es sepulcro ni muerte sino vida

Al presidir el rezo de la oración mariana del Regina Coeli que en el tiempo de Pascua reemplaza al Ángelus, el Papa Francisco señaló que con la resurrección de Cristo, “la última palabra no es sepulcro, no es la muerte, sino la vida”.

El Papa Francisco en el Regina Coeli de este Lunes del Ángel. Captura Youtube CTV

Así lo indicó el Santo Padre bajo un soleado mediodía de Roma en el llamado “Lunes del Ángel”, ante miles de personas reunidas en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.
“Desde que, en la aurora del tercer día, Jesús crucificado ha resucitado, ¡la última palabra no es más de la muerte sino de la vida! ¡La última palabra no es el sepulcro, no es la muerte, sino la vida!”, exclamó Francisco.

“Por esto repetimos tanto: ‘Cristo ha resucitado’. Porque en Él el sepulcro ha sido derrotado y ha nacido la vida”, agregó.

“En este lunes de fiesta, llamado ‘Lunes del Ángel’, la liturgia hace resonar el anuncio de la Resurrección proclamado ayer ‘¡Cristo ha resucitado, aleluya!’ En el hodierno pasaje evangélico podemos escuchar el eco de las palabras que el Mensajero celestial dirige a las mujeres que llegaron al sepulcro: ‘Rápido, vayan a decirle a los discípulos que ha resucitado de entre los muertos’”.

Esta invitación, dijo el Papa, está dirigida “a nosotros también” a “‘hacer rápido’ e ‘ir’ y anunciar a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo este mensaje de alegría y esperanza”.

Ante la fuerza de la resurrección del Señor, “que constituye la verdadera y propia novedad de la historia y del cosmos, estamos llamados a ser hombres y mujeres nuevos según el Espíritu, afirmando el valor de la vida. ¡Esto ya es comenzar a resurgir!”

“Seremos hombres y mujeres de resurrección si, en medio de las pruebas que afligen al mundo, a la mundanidad que aleja de Dios, sabemos dar gestos de solidaridad y acogida, alimentar el deseo universal de la paz y la aspiración a un ambiente libre de deterioro”.

Se trata, precisó el Pontífice, “de signos comunes y humanos pero que, sostenidos y animados por la fe en el Señor resucitado, pueden adquirir una eficacia muy superior a nuestras capacidades”.

Imagen relacionada

“Sí, porque Cristo está vivo y obra en la historia por medio de su Espíritu Santo: rescata nuestras miserias, llega a todo corazón humano y devuelve la esperanza a quien está oprimido y sufriendo”.

El Santo Padre hizo votos para que “la Virgen María, testigo silencioso de la muerte y la resurrección de su Hijo Jesús, nos ayude a ser signos claros de Cristo resucitado entre las pruebas del mundo, para que cuantos están en tribulación y en dificultades no sigan siendo víctimas del pesimismo, de la resignación, sino que encuentren en nosotros muchos hermanos y hermanas que ofrecen su sostenimiento y consuelo”.

“Que nuestra Madre nos ayude a creer fuertemente en la resurrección de Jesús, admirable misterio de salvación, y en su capacidad de transformar los corazones y la vida.”

El Papa también pidió la intercesión de la Madre de Dios para que “interceda de modo particular por las comunidades cristianas que están llamadas hoy en nuestro mundo a un testimonio más difícil y valiente”.

Resultado de imagen para papa francisco

“A cada uno de ustedes les auguro que pasen en la serenidad estos días de la Octava de Pascua, en la que se prolonga la alegría de la resurrección de Cristo”, dijo luego.

Finalmente exhortó a tomar “cada buena ocasión para ser testimonio de la paz del Señor resucitado. ¡Buena y Santa Pascua a todos! Por favor, no se olviden de rezar por mí”.

Papa Francisco: Jesús se dejó “despedazar por la muerte” para salvar a la humanidad

Para explicar el sentido de la cruz, el Papa Francisco recurrió a la imagen evangélica de la semilla que cae en tierra y muere para que crezca una planta y de fruto: “Jesús vivió el amor hasta el final, dejándose despedazar por la muerte, como una semilla que cae en tierra”.

Durante la Audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Santo Padre contrapuso la esperanza terrena a la esperanza de la cruz.

evangelio juan    papa francisco jesus es elevado en la cruz
Francisco recordó cómo entró Jesús en Jerusalén “con la aclamación festiva de los discípulos y de mucha gente”, y reflexionó sobre los acontecimientos posteriores que llevaron a la Pasión del Señor.

“¿Quién de aquellos habría imaginado que poco después Jesús sería humillado, condenado y ajusticiado en una cruz?”, se preguntó “La esperanza terrena de aquella gente se rompió delante de la cruz. La esperanza terrena se quebró, pero renació la esperanza nueva, aquella esperanza que dura para siempre. Nosotros creemos que en la misma cruz, nuestra esperanza renació. Es una esperanza diferente la que nace de la cruz. Es una esperanza diferente a la que quebró. ¿De qué esperanza se trata?”
A entender en qué consiste esa esperanza de la cruz “nos puede ayudar aquello que el mismo Jesús dice después de haber entrado en Jerusalén: ‘Si el grano de trigo que cae en la tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto’. Podemos pensar en un grano, en una pequeña semilla que cae a la tierra. Si se queda cerrado en sí misma, no sucede nada. Si, por el contrario, germina, se abre, entonces da vida a una espiga, a un brote, y luego a una planta que dará fruto”.

“Jesús ha llevado al mundo una esperanza nueva, y lo ha hecho a la manera de las semillas: se ha hecho pequeño, como una semilla de trigo, ha dejado a un lado su gloria celeste para venir donde nosotros: ‘ha caído en tierra’. Pero todavía no era suficiente”.

El Pontífice explicó que, por ese motivo, la muerte en la cruz era necesaria. “Justo ahí, en el punto extremo de su humillación, que es también el punto más alto del amor, germinó la esperanza. Si alguno de vosotros me pregunta: ‘¿De dónde nace la esperanza?’, la respuesta está en la cruz. Mira la cruz, mira a Cristo crucificado, y de ahí te llegará la esperanza que no se apaga nunca. Aquella que dura toda la vida eterna”.

Domingo de la Misericordia:

“Y precisamente germinó por la fuerza del amor, porque el amor, que ‘todo lo espera, todo lo soporta’, el amor que es la vida de Dios, lo ha renovado todo. De esta manera, en la Pascua, Jesús transformó nuestro pecado en perdón, nuestra muerte en resurrección, nuestro miedo en fe. Y lo hizo al cargar con todo ello sobre sus espaldas. Es por esto por lo que allí, sobre la cruz, nació y renace siempre nuestra esperanza. Por eso, con Jesús toda nuestra oscuridad puede transformarse en luz, cada derrota en victoria y cada decepción en esperanza”.

Además, el Papa también subrayó que “cuando elegimos la esperanza de Jesús, descubrimos que la forma victoriosa de vivir procede de esa semilla, de ese amor humilde. No hay otra forma de vencer el mal y dar esperanza al mundo. Podéis decir: ‘No, es una lógica derrotista’. Podría parecerlo, sí, que es una lógica derrotista, porque el que ama, pierde poder. ¿Habéis pensado en esto? El que ama, pierde poder. El que da, se desposee de lo que tiene. Y el amor es un don”.
Por otro lado, advirtió contra la voracidad insaciable de querer cada vez más cosas. “He conseguido algo, pero pronto quiero algo mayor, y así siempre, y no me siento nunca satisfecho. Cuanto más se tiene, más se quiere. Quien es voraz, nunca se siente saciado. Jesús lo dice de una manera clara: ‘Quien ama la propia vida, la perderá’. Es decir, el que se ama a sí mismo y vive por sus intereses, si confía sólo en sí, lo pierde todo, hasta la vida. Quien, por el contrario, acepta, está disponible y sirve, vive a la manera de Dios: entonces es victorioso, se salva a sí mismo y a los demás: se convierte en semilla de esperanza para el mundo”.

En todo este proceso, concluyó el Papa Francisco, el paso por la cruz es ineludible. “Este amor verdadero pasa por medio de la cruz, del sacrificio, de Jesús. La cruz es el paso obligado, pero no es la meta: la meta es la gloria, como nos enseña la Pascua. Y nos ayuda otra imagen bellísima que Jesús dejó a sus discípulos durante la Última Cena. Dice: ‘La mujer, cuando va a dar a luz, siente angustia porque le llegó la hora; pero cuando nace el niño, se olvida de su dolor, por la alegría que siente al ver que ha venido un hombre al mundo’”.

“Ahí lo tenemos: dar la vida, no poseerla, da alegría. El amor es el motor que nos hace ir adelante con nuestra esperanza”.

¿Predijo la Biblia el conflicto en Siria? Sacerdote responde a foto viral

Las redes sociales han viralizado recientemente una cita del Libro de Isaías, en el Antiguo Testamento, por su aparente relación con el drama que vive Siria en los últimos años. ¿Se trata de una profecía que se cumple hoy? Un sacerdote responde a esta inquietud.

Foto que ha circulado en redes sociales en los últimos días.

La cita difundida con una foto en las redes sociales recoge el versículo 3, del capítulo 17 del Libro de Isaías: “Todo el reino de Siria dejará de existir, al igual que la ciudad de Damasco; además, las ciudades del norte, que son el orgullo de Israel, se quedarán sin murallas. Yo soy el Dios todopoderoso y juro que así será”.

El P. Samuel Bonilla –conocido en redes sociales como el Padre Sam– decidió en un video explicar “con argumentos de la historia y de la Biblia”.
“¿Se está refiriendo este texto a la actual Siria? ¿ La Biblia predijo los ataques de Donald Trump? La respuesta simple es no”, dijo, pero señaló que es necesario “analizar el contexto”, pues en el Antiguo Testamento hay muchas profecías, la mayoría de las cuales “ya se cumplieron”.

“La más grande profecía del Antiguo Testamento era la venida de un Mesías, y es lo que conocemos ahora como a Cristo, a Jesús, lo que dio origen al cristianismo”, recordó.

El P. Bonilla explicó además que el Libro de Isaías se escribió “aproximadamente entre el 750 al 680 antes de Cristo” y destacó que este profeta tiene “profecías tan claras y tan exactas, tanto así que los exégetas lo han llamado incluso como ‘el quinto evangelista’, porque sus profecías son tan exactas”.

“Isaías predijo el final del Imperio Asirio y ese es el texto en cuestión. Isaías está prediciendo que ese reino triunfante en ese momento va a ser destruido. Damasco, una de las principales ciudades va a dejar de existir. Ese es el contexto de Isaías 17,3-4”, señaló.
“Esta profecía se cumplió, porque el Imperio Asirio dejó de existir”, dijo el Padre Bonilla, y destacó que este imperio no tiene una relación directa con la Siria moderna.

“Hay que tener mucho cuidado con estas cadenas sensacionalistas que solo buscan atraer, que solo buscan llamar la atención. Hay que entender a un texto en su contexto”, aconsejó el sacerdote.

Papa Francisco confirma su viaje a Egipto tras atentados de ISIS contra cristianos

Los superiores generales franciscanos, que fueron recibidos esta mañana por el Papa Francisco en el Vaticano, señalaron que el Santo Padre confirmó “con gran firmeza” su viaje a Egipto que se realizará los días 28 y 29 de abril.

Los superiores dieron a conocer esta información luego que el 9 de abril, Domingo de Ramos, el Estado Islámico perpetrara dos atentados en Egipto contra cristianos en los que murieron al menos 44 personas.

El P. Marco Tasca, Ministro General de la Orden Franciscana de los Frailes Menores Conventuales, dijo a Radio Vaticana que “el Papa está muy informado y ha confirmado con gran firmeza su viaje a Egipto”.

El Santo Padre, continuó el P. Tasca, “nos ha contado de la partida hoy del Cardenal Koch para preparar un poco el terreno y los discursos que se harán. Entonces el Papa no se cierra ante aquello que ha sucedido, pero con gran firmeza y convicción parte a Egipto para confirmar y ayudar el diálogo y la comunión de la vida cristiana”.

Por su parte, el P. Michael Perry, Ministro General de la Orden Franciscana de los Frailes Menores, explicó que el encuentro con el Pontífice duró “más o menos 35 minutos. Hemos hablado de su visita a Egipto y del hecho que dentro de poco celebraremos los 800 años de la visita de San Francisco a Damietta, en Egipto, donde se encontró con el sultán Malik al-Kamil, como un paso hacia el diálogo con los musulmanes”.

“Hemos hablado también de Aleppo: Hice una visita a Siria y he vuelto hace dos días. Estuve en Aleppo, Damasco y Latakia, donde he encontrado a los frailes menores allí con los cristianos. Todos querían agradecer al Papa Francisco por su atención a su situación de crisis y también por el dinero que ha enviado recientemente”.

En marzo el Santo Padre envió 100 mil dólares a Aleppo para ayudar a los más afectados por la guerra en esa ciudad siria.

“Nos ha pedido siempre sostener en la oración a todos por todas estas situaciones devastadoras”, agregó.

El Papa a medios: La buena información puede derribar muros del miedo y la indiferencia

El Papa Francisco hizo un llamado a los medios de comunicación a que actúen con responsabilidad cuando difundan sus noticias, ya que la buena información puede derribar los muros del miedo y la indiferencia.

Imagen relacionada

En la entrevista concedida a la revista italiana “Libertà Civili”, el Pontífice lamentó que “con frecuencia son los mismos medios de comunicación los que emplean estereotipos negativos para hablar de los migrantes y refugiados. Basta con pensar en el uso incorrecto que, con frecuencia, hacen de los términos con los que se refieren a los migrantes y refugiados”.
“Cuántas veces oímos hablar de ‘clandestinos’ como sinónimo de migrante. Esto no es correcto, es una información que parte de una base equivocada y que empuja a la opinión pública a elaborar un juicio negativo”.

El Santo Padre pidió a los medios que informen con veracidad, pues “la buena información puede derribar los muros del miedo y de la indiferencia”.

“El otro, el diferente, asusta cuando no se conoce”. En cambio, “si se explica y se lleva la verdad a la casa de la gente por medio de imágenes e historias en las que se presenten los aspectos más humanos y más positivos, entonces el conocimiento está más allá del estereotipo y el encuentro se convierte en una realidad. Cuando desaparece el miedo, entonces las puertas se abren y la acogida se hace de forma espontánea”.

En este sentido, explicó que “los medios de comunicación deberían sentirse empujados al deber de explicar los diferentes aspectos de la migración, favoreciendo el que la opinión pública también conozca las causas de este fenómeno”.

“La violación de los derechos humanos, los violentos conflictos, los desórdenes sociales, la ausencia de bienes de primera necesidad, las catástrofes naturales y las causadas por el hombre: todo esto debe ser contado claramente y permitir, de esa manera, el conocimiento justo del fenómeno migratorio y, como consecuencia, la justa aproximación”.

Por el contrario, Francisco mostró su contrariedad por “el sensacionalismo hacia el que gran parte de los medios de comunicación apuntan hoy”.

Ese sensacionalismo se sustenta en el hecho de que “genere más interés un suceso de crónica negra que una noticia positiva. Y así, resulta más rentable hablar de algunos casos de delincuencia que tienen por protagonista a un migrante, en lugar de contar los muchos casos de integración promovidos por los propios migrantes”.

Francisco recordó las palabras que dirigió a los líderes europeos reunidos en Roma con ocasión del aniversario de la firma del Tratado de Roma.

“Como dije a los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea con aquella ocasión, la apertura al mundo exige la capacidad de diálogo como forma de encuentro a todos los niveles, comenzando por el encuentro entre Estados miembros y entre las instituciones y los ciudadanos, y terminando con el encuentro con los muchos inmigrantes que llegan a las costas de la Unión”.

Por último el Santo Padre reclamó una mayor humanidad en la forma de tratar el tema de la inmigración: “No se puede limitar a gestionar la grave crisis migratoria de estos años como si fuese un problema numérico, económico o de seguridad”.

“La cuestión migratoria plantea una pregunta muy profunda que es, ante todo, cultural”, concluyó.

Papa Francisco pone a todos esta tarea para conocer la fidelidad de Dios

El Papa Francisco habló esta vez en su homilía de la mañana de la alianza de Dios con Abraham: recordó que su vida es la historia de todo hombre y propuso una tarea a todos los fieles.

“Os invito a tomar, hoy, cinco minutos, diez minutos, sentados, sin radio, sin TV; sentados, y pensar en la propia historia: las bendiciones y los problemas, todos. Las gracias y los pecados: todo. Y mirar allí la fidelidad de que Dios ha sido fiel a su alianza, ha sido fiel a la promesa que había hecho a Abraham, ha sido fiel a la salvación que había prometido a su Hijo Jesús”.
En la homilía, el Pontífice comentó las lecturas del día y recordó que Abraham había perdido la esperanza en tener descendencia por su avanzada edad y porque su mujer era estéril. “Si alguno buscase hacer la descripción de la vida Abraham podría decir: ‘éste es un soñador’”.

“Fue probado, y después de haber tenido el hijo, siendo un adolescente, le piden ofrecerlo en sacrificio: obedeció y fue adelante contra toda esperanza. Y este es nuestro padre Abraham, que va adelante, adelante, adelante, y cuando Jesús dice que Abraham vio su día, vio a Jesús, se llenó de alegría. Sí: vio la promesa y se alegró de ver la plenitud de la promesa de la alianza, la alegría de ver que Dios no lo había engañado, que Dios es siempre fiel a su alianza”.

La promesa de Dios consistía en “hacerlo padre de una multitud de naciones”. “No te llamarás más Abram sino Abraham” y nosotros hoy “podemos decir”: “soy una de esas estrellas. Soy un granito de arena”.

Resultado de imagen para papa francisco

Francisco invitó entonces a mirar “nuestras raíces”, “nuestro padre” que “nos ha hecho pueblo, un cielo lleno de estrellas, playas llenas de granos de arena”.

“Mirar la historia: no estoy solo, soy un pueblo. Vamos juntos. La Iglesia es un pueblo. Pero un pueblo pensado por Dios, un pueblo que ha dado un padre sobre la tierra que obedeció, y tenemos un hermano que ha dado su vida por nosotros, para hacernos pueblo. Y así podemos mirar al Padre, darle gracias; mirar a Jesús, ser agradecidos; y mirar a Abraham y a nosotros, que somos parte del camino”.

Al concluir, el Pontífice dijo: “estoy seguro de que en medio de las cosas quizás feas –porque todos las tenemos, muchas cosas feas, en la vida– si hoy hacemos esto descubriremos la belleza del amor de Dios, la belleza de su misericordia, la belleza de la esperanza. Y estoy seguro de que todos nosotros estaremos llenos de alegría”.

Este es el saludo que el Papa Francisco propone a los cristianos para el día de Pascua

“¡Cristo ha resucitado! ¡Cristo ha resucitado!”. Este es el saludo que el Papa Francisco propuso a la comunidad cristiana para el día de Pascua de Resurrección.

El Papa Francisco durante la Audiencia General en el Vaticano. Foto: Lucía Ballester (ACI Prensa)

“Cristo ha resucitado verdaderamente, y este es un bonito saludo para darnos los días de Pascua, como hacen otros muchos pueblo recordándonos que Cristo ha resucitado, que está vivo entre nosotros, que está vivo y que habita en cada uno de nosotros”, señaló durante la Audiencia General en la Plaza de San Pedro.

El Obispo de Roma propone, de esta manera, un saludo que ya se utiliza en las Iglesias Católicas Orientales y en las Ortodoxas. En los ritos de esas Iglesias es común que en el día de Pascua los fieles se feliciten la fiesta con dicha fórmula. Se saluda diciendo “¡Cristo ha resucitado!”, y se contesta “¡Verdaderamente ha resucitado!”.

Este es el Vía Crucis que Santa Teresa de Calcuta escribió para jóvenes

Para vivir con mayor intensidad este último viernes de Cuaresma y el Viernes Santo, presentamos las meditaciones del Vía Crucis escritas por Santa Teresa de Calcuta para los jóvenes.

El Vía Crucis fue escrito por la querida religiosa con motivo de la clausura del Congreso Eucarístico Internacional de 1976 en Filadelfia, Estados Unidos.


Las palabras Vía Crucis significan “El camino de la Cruz”. Este es un recorrido espiritual conformado por 14 estaciones donde se meditan la pasión y muerte de Cristo. A través de la oración se interioriza el sufrimiento y los horrores que experimentó el Señor antes de la crucifixión.

Esta práctica espiritual tuvo sus orígenes en las peregrinaciones que antiguamente realizaban los cristianos a Jerusalén para recorrer los lugares de la pasión y muerte de Jesús con los evangelios en la mano. Este peregrinaje terminaba en el Monte Calvario.

Las meditaciones del Vía Crucis de la Madre Teresa de Calcuta “Un recorrido por la Pasión de Cristo, de ayer y de hoy”, contienen reflexiones sobre las obras de caridad hacia los pobres, enfermos, hambrientos y abandonados.

Estas oraciones escritas por la fundadora de las Misioneras de la Caridad también contemplan el aborto y el dolor humano.

Además, la Santa hace una exhortación a los jóvenes a no dejarse llevar por cosas mundanas.

A continuación el Vía Crucis escrito por Santa Teresa de Calcuta:

Oración

Señor, ayúdanos para que aprendamos a aguantar las penas y las fatigas, las torturas de la vida diaria; que tu muerte y ascensión nos levante, para que lleguemos a una más grande y creativa abundancia de vida.

Tú que has tomado con paciencia y humildad la profundidad de la vida humana, igual que las penas y sufrimientos de tu cruz, ayúdanos para que aceptemos el dolor y las dificultades que nos trae cada nuevo día y que crezcamos como personas y lleguemos a ser más semejantes a ti.

Haznos capaces de permanecer con paciencia y ánimo, y fortalece nuestra confianza en tu ayuda. Déjanos comprender que sólo podemos alcanzar una vida plena si morimos poco a poco a nosotros mismos y a nuestros deseos egoístas. Pues solo si morimos contigo, podemos resucitar contigo. Amén.

Primera Estación: Jesús es condenado a muerte

«Llegada la mañana todos los príncipes de los sacerdotes, los ancianos del pueblo, tuvieron consejo contra Jesús para matarlo, y atado lo llevaron al procurador Pilato» (Mt 27, 1-2).

El pequeño niño que tiene hambre, que se come su pan pedacito a pedacito porque teme que se termine demasiado pronto y tenga otra vez hambre. Esta es la primera estación del calvario.

Segunda Estación: Jesús carga con la cruz
«Entonces se lo entregó para que lo crucificasen. Tomaron, pues, a Jesús, que llevando la cruz, salió al sitio llamado Calvario, que en hebreo se dice Gólgota» (Jn 19, 16-17).

¿No tengo razón? ¡Muchas veces miramos pero no vemos nada! Todos nosotros tenemos que llevar la cruz y tenemos que seguir a Cristo al Calvario, si queremos reencontrarnos con Él. Yo creo que Jesucristo, antes de su muerte, nos ha dado su Cuerpo y su Sangre para que nosotros podamos vivir y tengamos bastante ánimo para llevar la cruz y seguirle, paso a paso.

Tercera Estación: Jesús cae por primera vez

«Dijo Jesús: El que quiera venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y sígame, pues el que quiera salvar su vida la perderá: pero el que pierda su vida, ese la salvará» (Mt 16,24).

En nuestras estaciones del Vía Crucis vemos que caen los pobres y los que tienen hambre, como se ha caído Cristo. ¿Estamos presentes para ayudarle a Él?

¿Lo estamos con nuestro sacrificio, nuestro verdadero pan? Hay miles y miles de personas que morirían por un bocadito de amor, por un pequeño bocadito de aprecio. Esta es una estación del Vía Crucis donde Jesús se cae de hambre.

Cuarta Estación: Jesús encuentra a su Madre

«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí» (Lc 1, 45-49).

Nosotros conocemos la cuarta estación del Vía Crucis en la que Jesús encuentra a su Madre. ¿Somos nosotros los que sufrimos las penas de una madre? ¿Una madre llena de amor y de comprensión? ¿Estamos aquí para comprender a nuestra juventud si se cae? ¿Si está sola? ¿Si no se siente deseada? ¿Estamos entonces presentes?

Quinta Estación: El Cireneo ayuda a Jesús a llevar la cruz

«Cuando le llevaban a crucificar, echaron mano de un tal Simón de Cirene, que venía del campo y le obligaron a ayudarle a llevar la cruz» (Lc 23, 26).

Simón de Cirene tomaba la cruz y seguía a Jesús, le ayudaba a llevar su cruz. Con lo que habéis dado durante el año, como signo de amor a la juventud, los miles y millones de cosas que habéis hecho a Cristo en los pobres, habéis sido Simón de Cirene en cada uno de vuestros hechos.

Sexta Estación: La Verónica limpia el rostro de Jesús

«Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me distéis de beber» (Mt, 25,35).

Con respecto a los pobres, los abandonados, los no deseados, ¿somos como la Verónica? ¿Estamos presentes para quitar sus preocupaciones y compartir sus penas? ¿O somos parte de los orgullosos que pasan y no pueden ver?

Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez

«¿Quiénes son mi madre y mis parientes? Y extendiendo su mano sobre sus discípulos dijo Jesús: he aquí a mi madre y a mis parientes quienquiera que haga la voluntad de mi Padre» (Mt 12, 48-50).

Jesús cae de nuevo ¿Hemos recogido a personas de la calle que han vivido como animales y se murieron entonces como ángeles? Estamos presentes para levantarlos.

También en vuestro país podéis ver a gente en el parque que están solos, no deseados, no cuidados, sentados, miserables. Nosotros los rechazamos con la palabra alcoholizados. No nos importan. Pero es Jesús quien necesita nuestras manos para limpiar sus caras. ¿Podéis hacerlo? ¿O pasaréis sin mirar?

Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres

«Le seguía una gran multitud del pueblo y de mujeres, que se lamentaban y lloraban por Él. Vuelto hacia ellas les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad más bien por vosotras mismas y por vuestros hijos» (Lc 23, 27-28).

Padre Santo, yo rezo por ellas para que se consagren a tu santo nombre, santificadas por Ti; para que se entreguen a tu servicio, se te entreguen en el sacrificio. Para eso me consagro yo también y me entrego como sacrificio con Cristo.

Novena Estación: Jesús cae por tercera vez

«Os he dicho esto para que tengáis paz conmigo. En el mundo tendréis tribulaciones, pero confiad: yo he vencido al mundo» (Jn 16, 33).

Jesús cae de nuevo para ti y para mí. Se le quitan sus vestidos, hoy se le roba a los pequeños el amor antes del nacimiento. Ellos tienen que morir porque nosotros no deseamos a estos niños.

Estos niños deben quedarse desnudos, porque nosotros no los deseamos, y Jesús toma este grave sufrimiento. El no nacido toma este sufrimiento porque no tiene más remedio de desearle, de amarle, de quedarme con mi hermano, con mi hermana.

Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras

«Cuando los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestidos, haciendo cuatro partes, una para cada soldado y la túnica» (Jn 19,23).

¡Señor, ayúdanos para que aprendamos a aguantar las penas, fatigas y torturas de la vida diaria, para que logremos siempre una más grande y creativa abundancia de vida!

Undécima Estación: Jesús es clavado en la cruz

«Cuando llegaron al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí con dos malhechores Jesús decía: padre, perdónales porque no saben lo que hacen» (Lc 23, 33).

Jesús es crucificado ¡Cuántos disminuidos psíquicos, retrasados mentales llenan las clínicas! Cuántos hay en nuestra propia patria ¿Les visitamos? ¿Compartimos con ellos este calvario? ¿Sabemos algo de ellos?

Jesús nos ha dicho: Si vosotros queréis ser mis discípulos, tomad la cruz y seguidme y Él opina que nosotros hemos de coger la cruz y que le demos de comer a Él en los que tienen hambre, que visitemos a los desnudos y los recibamos por Él en nuestra casa y que hagamos de ella su hogar.

Duodécima Estación: Jesús muere en la cruz

«Después de probar el vinagre, Jesús dijo: Todo está cumplido, e inclinando la cabeza entregó el espíritu» (Jn 19,30).

Empecemos las estaciones de nuestro vía crucis personal con ánimo y con gran alegría, pues tenemos a Jesús en la sagrada Comunión, ¡Que es el Pan de la Vida que nos da vida y fuerza! Su sufrimiento es nuestra energía, nuestra alegría, nuestra pureza. Sin Él no podemos hacer nada.

Decimotercera Estación: Jesús es bajado de la cruz

«Al caer la tarde vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que era discípulo de Jesús tomó su cuerpo y lo envolvió en una sábana limpia» (Mt 27, 57.59).

¡Vosotros jóvenes, llenos de amor y de energía, no desperdiciéis vuestras fuerzas en cosas sin sentido!

Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado

«Había un huerto cerca del sitio donde fue crucificado Jesús, y en él un sepulcro nuevo, en el cual aún nadie había sido enterrado y pusieron allí a Jesús» (Jn 19, 41-42).

Mirad a vuestro alrededor y ved, mirad a vuestros hermanos y hermanas no sólo en vuestro país, sino en todas las partes donde hay personas con hambre que os esperan.

Desnudos que no tienen patria. ¡Todos os miran! ¡No les volváis las espaldas, pues ellos son el mismo Cristo!

Obispo advierte de “situación compleja y caótica” tras avalancha en Colombia

El Obispo de Mocoa (Colombia), Mons. Luis Albeiro Maldonado Monsalve, calificó como una “situación compleja y caótica” la tragedia ocurrida en la capital del departamento de Putumayo, tras una enorme avalancha en la madrugada del 1 de abril.


El desastre natural, que ocurrió por el desborde de tres ríos que pasan por Mocoa, cobró la vida de al menos 230 personas y ha dejado heridas a más de 200.

Aún continúa el trabajo de los rescatistas en busca de sobrevivientes.
En un comunicado publicado en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Maldonado hizo un llamado de auxilio para que se preste la ayuda necesaria, recordando que se requiere de manera urgente agua, alimentos, frazadas, colchonetas, entre otros.

“Un llamado a la solidaridad a unirnos todos en este momento difícil, a mirar hacia esta región tan necesitada”, exhortó el Prelado.

Además, el Obispo indicó que la Iglesia ha conformado un comité para atender, escuchar y acompañar a las víctimas de este desastre natural.

También recordó que la CEC, a través de la Pastoral Social conformó un equipo técnico que en las próximas horas viajará a Mocoa para prestar el apoyo necesario a la población.