Facebook Twitter Google + YouTube  Perú   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Cardenal

Cristo no es un simple “gurú” de la vida moral sino el Hijo de Dios

El Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos de la Santa Sede, destacó recientemente que los misioneros que arriesgaron su vida para evangelizar Japón no anunciaron a Cristo como “un hombre extraordinariamente sabio o un gurú de la vida moral o un promotor del bienestar social”, sino como “el Hijo de Dios”.

_ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _

Imagen referencial. Foto: David Ramos / ACI Prensa.

_ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _ _ _ _ _ _  _ _ _ _ _ _ _ _ _ _  _  _ _ _ _

Según recoge la agencia vaticana Fides, en su homilía de la Eucaristía celebrada el 19 de septiembre en Nagasaki, el Cardenal Filoni destacó que los misioneros que llegaron a Japón siglos atrás estaban preparados para entregar su vida para comunicar a los pobladores del país “el misterio de Jesús, el Hijo de Dios, que ofrece su vida para redimir al hombre de su soledad existencial, de la pobreza del pecado y la esclavitud que lo humilla”.

Las misiones a Japón comenzaron con San Francisco Javier, santo jesuita, en el siglo XVI. Los misioneros, primero jesuitas y luego franciscanos, enfrentaron grandes dificultades e incluso persecución y martirio a manos de los líderes políticos y religiosos de la región.
El Cardenal Filoni advirtió en su homilía que “hoy vemos un peligro, es decir el de relativizar tanto la misión de la Iglesia de traer el Evangelio, como la misma persona de Cristo. Por ejemplo, se prefiere hablar de Cristo como un sabio que muestra una regla de vida justa, o una buena persona que ayudaba a los pobres y marginados de la sociedad de su época”.

Al presentar la figura de Cristo “como un filántropo humano”, dijo el Cardenal, “se corre el peligro de percibir la misión de la Iglesia como una gran organización humanitaria mundial”.

“Si reflexionamos sobre la historia de más de cuatro siglos después de la llegada de Francisco Javier a Kagoshima, comprendemos que para este gran misionero anunciar el nombre de Jesús en Japón respondía al profundo deseo de traer a esta tierra el anuncio del amor y la compasión de Dios, porque el pueblo japonés, aunque noble y educado, estaba desprovisto de la revelación de Dios”, señaló.

“Hoy también estamos llamados a una gran misión a través de esta humanidad pobre, sufriente y humillada por el odio, la envidia, el aborto, las guerras más atroces, la violencia contra los pobres, la droga, la dependencia mortal del éxito y del dinero”, destacó.

Cardenal exhorta a maestros a dejar la huelga y volver a clases

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, afirmó que los acuerdos a los que ya se han llegado deben permitir que los maestros dejen la huelga nacional y vuelvan a clases.

 

Así lo indicó el Purpurado en su programa Diálogo de Fe emitido por RPP este sábado 26 de agosto.

Desde el 15 de junio, diferentes gremios de maestros entraron a una huelga nacional indefinida que comenzó en el Cusco y luego se expandió a otras regiones. La larga duración de la medida hace que los alumnos estén en peligro de perder el año escolar 2017.

Imagen relacionada

Desde hace unos días los maestros en Lima realizan constantes marchas que, lamentablemente, se han ido tornando cada vez más violentas.

Los docentes ya han dialogado con el Presidente Pedro Pablo Kuczynski, además de algunos congresistas.
Pese a que el gobierno les ha concedido aumentos salariales y otras medidas favorables, los profesores no han retomado las clases porque no quieren ser sujetos de la evaluación docente por considerarla injusta.

Entre los pedidos de los huelguistas está un aumento de sueldo a 4,050 soles (unos 1300 dólares) hacia el año 2021 y que si un maestro es desaprobado dos veces en las evaluaciones, no sea despedido.

En su programa radial sabatino, el Cardenal Cipriani afirmó: “Con todo el respeto que se merecen los profesores, yo creo que los beneficios logrados ya son suficientes para retomar el inicio de clases”.

“Otro aspecto que me preocupa, y en eso estoy de acuerdo con los maestros, es que las evaluaciones a veces se hacen con cierta injusticia”.

Al gobierno, el Arzobispo alentó a ayudar a los maestros para que estén capacitados para las evaluaciones: “Si para capacitarse tienen que trasladarse a Lima, es dinero que se gasta. Creo que es importante, retomadas las clases de manera inmediata –que es lo que les pediría en nombre de tantos niños y del Perú entero– que establezcan un lugar de trabajo donde se vean esos detalles de cómo son las evaluaciones y capacitaciones, detalles concretos”.

La evaluación a los maestros, consideró, “no es injusta, lo que es injusto es evaluar sin avisar o no preparar para la evaluación, pero la evaluación es algo bueno para todos”.
“También es importante –dijo– que toda la población conozca todos los acuerdos logrados. Los profesores siguen diciendo cosas que ya están acordadas”.

El Purpurado resaltó además que “no podemos en ningún caso aceptar políticas de violencia”.

Finalmente hizo votos para que “Santa Rosa de Lima nos haga este milagro de regresar la paz a tantos hogares preocupados por la educación de los hijos, y a tantos maestros que yo creo que su vocación los lleva a querer estar al lado de sus niños, cuanto antes”.

El papá debe ser fiel a su esposa y a sus hijos, dice Cardenal por Día del Padre

En el marco del Día del Padre celebrado hoy en muchos países, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, pidió a los padres a ser fieles a lo que son y a la misión que tienen, y acudir a la oración cuando sientan que “no hay fuerzas”.

“Ser padre es ser para los demás, de manera especial para mis hijos. Y ese ser padre requiere oración porque a veces no hay fuerzas, a veces uno está harto y cansado y lleno de problemas”, aseveró el Cardenal durante el programa Diálogo de Fe del 17 de junio, en la cadena radial RPP.

Imagen referencial / Crédito: Pexels (Dominio Público)
El Purpurado sostuvo que “vale la pena” no olvidar la importante función que tiene el padre junto a la mamá, que es “fundamentalmente fidelidad. El corazón para ella. El papá tiene que ser fiel a quien ha escogido como esposa, fiel a los que son sus hijos”.
“Papás, los invito a la procesión del Corpus Christi, ahí encontrarán el mejor regalo; encontrarán a Jesús que los bendice, que los ayuda, que les da paz, que saca adelante sus problemas. Y después les digo: más responsabilidad. Creo que es una tarea muy bonita, llena de cariño y de ternura”, aseguró.

En ese sentido, el Primado del Perú indicó que “el amor de Dios es incondicionado, el amor de Dios es primero, no te dice si te mereces, si te has portado bien. Dios solo ama. Es muy fuerte porque en el mundo de hoy, en mi historia y en la de cualquiera de ustedes, hay muchos momentos que no son de amor”.

Sobre la Solemnidad del Corpus Christi que se celebra este domingo 18 de junio, el Cardenal Cipriani expresó que “toda la Iglesia Católica se pone de rodillas para decir: gracias Señor, porque es tu cuerpo, es tu sangre, es tu alma, es tu divinidad. El mismo de Nazareth, el mismo de Belén, el mismo de la cruz, el mismo de la resurrección. Ese mismo Dios está conmigo”.

“Cada Misa es el sacrificio en el altar. Hay por un lado ese dolor, ese sacrificio, esa muerte, esa entrega. En cada Misa hay el gozo del Cuerpo de Cristo que puedo comerlo. Ese único Dios constantemente renueva ese acto de perdón, de amor, a todos sus hijos, enviándome a su hijo Jesucristo”, añadió.

Luego, el Purpurado recordó que este misterio debe ser visto con los ojos de la fe que nos brinda el mismo Dios, porque “no hay palabras para explicar el misterio, por eso el Magisterio, la enseñanza de la Iglesia te dice que está realmente presente, bajo las apariencias del pan y del vino”.
Finalmente, dijo que celebración de la Solemnidad del Corpus Christi es el momento de estar un rato con Jesús y decirle: “Señor, te extraño mucho, me gustaría verte, me gustaría oírte, me gustaría tocarte”.

“Pídeselo con fe: auméntame la fe. Porque no vas a encontrarlo en un microscopio, ni en un Twitter, ni en un WhatsApp, ni en un telescopio, no lo va a dar la bioquímica. Auméntame la fe, Señor, para verte en ese Dios escondido que está en nuestras almas”, concluyó.

“La corrupción es la negación de Dios”, dice Cardenal en medio de escándalos en Perú

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, advirtió que “la corrupción es la negación de Dios”, en medio de escándalos como el caso Odebrecht, la violencia y la promoción de la ideología de género en el país.

Imagen referencial. Foto: Pixabay / Dominio público.

En el programa Diálogo de Fe de este 10 de junio, a través de la cadena radial RPP, el Cardenal Cipriani señaló que “la corrupción es la negación de Dios, no solamente es una ley que no se cumple, sino que es una conciencia en la que yo he botado a Dios, muchas veces he botado a mi familia”.

“¿Qué pasa con la corrupción?, ¿qué pasa con las lluvias que han destrozado el norte y no pasa nada?, ¿qué pasa con los muertos y los asaltos? ¿Dónde está la Trinidad? Yo tengo que responder con todo el respeto: es la Trinidad que no se le deja actuar, es la Trinidad que yo por soberbia me niego a aceptar que ese Dios me quiere ayudar y me está corrigiendo”.

El Primado del Perú cuestionó la labor de los organismos del Estado, en quienes recaen las labores de velar por los impuestos, hacer las leyes y “decir la verdad en los medios de comunicación”, en medio de una reciente controversia por una marca de lácteos que habría vendido como leche un producto que no era tal.

“¿Juegan para ellos mismos o juegan para el bien común del país? ¿Para quién juegan? Porque si nadie cuida al ciudadano ni a la familia ni a la vida ni a la verdad, entonces esto de la leche es la punta del iceberg”, dijo.

Resultado de imagen para corrupción
“Tenemos hablando del tema de Odebrecht hace semanas y no pasa nada”, criticó.

El Cardenal Cipriani lamentó que se promueva con tanto esfuerzo la agenda de la ideología de género en lugar de que se “empiecen a hacer hospitales” en las zonas recientemente golpeadas por el fenómeno de El Niño, al norte del Perú.

“¿Qué hay que esperar para que empecemos a funcionar? Yo veo que hay una especie de engaño a la población, hay mucha mentira que envenena”, dijo.

El Arzobispo subrayó además la relación de la corrupción con la promoción del crimen del aborto, pues “el que violenta la vida, que es lo más importante, en qué ética le vas a pedir que sea muy honesto con su dinero, si mata”.

Tras reflexionar sobre la Santísima Trinidad, cuya fiesta se celebra este 11 de junio, el Cardenal Cipriani lamentó que “veo una verdadera campaña, sobre todo en países muy desarrollados, para prescindir de Dios: ‘No sé si existe, pero no me interesa’”.

“Empieza a haber, por un lado, fabricar un dios a tu medida; ‘Dios es alguien que me obedece a mí, Dios es alguien que es muy duro y muy exigente, que me quita la libertad; Dios ha hecho mucho daño a la humanidad’”, señaló, y dijo que “empieza a haber una serie de críticas para desacreditar a Dios”.

“Entonces, esa campaña dice ‘no, yo quiero defender tu libertad, libérate de tus creencias religiosas’. No. Dios es la verdad, Dios es la libertad, Dios es mi todo, no me quita nada, me da todo”, aseguró.

El Cardenal Cipriani destacó que “Dios, pese a todo te busca, pese a todo te perdona, pese a todo te sigue amando”.
El Arzobispo de Lima alentó también a los padres a criar a sus hijos con un ejemplo de coherencia. “Deja su libertad, pero que él vea ‘mi papá es coherente, lo que me dice también lo hace, mi papá tiene paciencia, yo he hecho una cosa mal y ha sabido comprender’. Los chicos piensan y se dan cuenta. El ejemplo del papá y el diálogo con los hijos exige una tarea nada fácil”, dijo.

Al finalizar su mensaje, el Cardenal Cipriani denunció que “con la plata, el poder; con el poder, la mentira; abusas de todo. Yo lo veo en mi esfuerzo diario por tratar de enseñar la fe, choco con el poder”.

“La gente sencilla me cree, me quiere y se me acerca. La gente de un poco más nivel se molesta porque hablo del aborto o porque hablo del matrimonio o porque hablo de estas leyes de odio”, dijo.

“Tengamos ideas claras. Al pueblo le urge la salud, el trabajo, la comida, la vivienda. No estemos haciendo figuritas ideológicas. Hay una realidad que nos interpela”, señaló.