Facebook Twitter Google + YouTube  Perú   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Cuaresma

Papa Francisco: La Confesión no es una tintorería, es el abrazo de amor de Dios

En la homilía de Misa matutina en Santa Marta, el Papa Francisco manifestó que Dios es incapaz de renegar de su pueblo, al que ama como una madre, y recordó que el sacramento de la confesión no es como ir a la tintorería.

“Este es el amor de Dios, como el de una madre. Dios no se olvida de nosotros. Nunca. No puede, es fiel a su alianza. Esto nos da seguridad. De nosotros podemos decir: ‘Pero mi vida no es tan buena. Estoy con esta dificultad, soy pecador, una pecadora’. Él no se olvida de ti, porque tiene este amor visceral, es padre y madre”.

Francisco también dijo que “El Dios fiel no puede renegar de sí mismo, no puede renegar de nosotros, no puede renegar de su amor, no puede renegar de su pueblo, no puede renegar porque nos ama”.

“Esta es la fidelidad de Dios”, añadió. “Cuando acudimos al Sacramento de la Penitencia, no pensemos por favor que vamos a la tintorería y quitarnos la porquería. No. Vamos a recibir el abrazo de amor de este Dios fiel, que nos espera siempre. Siempre”.

El Obispo de Roma subrayó una vez más que “Él es fiel, él me conoce, él me ama”, “Nunca me dejará solo. Me lleva de la mano. ¿Qué puedo desear?, ¿qué más?, ¿qué tengo que hacer? Exulta en la esperanza porque el Señor te ama como padre y como madre”.

https://bit.ly/2FF6EJ2

 

Fuente: ACI Prensa

 

ASUME EL RETO: II Semana de Cuaresma

El desafío de vencernos a nosotros mismos continúa, por eso avanzamos en esta segunda semana de Cuaresma, con el desafío de Católicos con Acción,  que nos ofrece un itinerario de retos para el crecimiento espiritual y en SAN PABLO te las compartiremos, semana a semana.

Puedes consultar los retos de la semana anterior porque si quieres incorporarlos o combinarlos. La Cuaresma es un momento de ejercicio perfecto para crecer en el encuentro contigo, con el hermano y con Dios. Lo importante no es si recaes, sino levantarte, empezar de nuevo con humildad y disposición.

A continuación, la propuesta para esta primera semana de Cuaresma:

 

RETO CUARESMARIO 2018: II Semana de Cuaresma

 

 

LUNES 26 DE FEBRERO

CONFLICTOS: Evita pelear o provocar un conflicto

En este día procura mantener controladas tus emociones, evitando a toda costa las discusiones que generen conflictos mayores.

 

MARTES 27 DE FEBRERO

DEFIÉNDELOS: Ora por los bebés en peligro de ser abortados

Muestra solidaridad por los indefensos, los que a falta de una voz audible, se le vulnera el derecho más fundamental de todo ser humano: la vida.

 

MIÉRCOLES 28 DE FEBRERO

SANTA ROSA DE LIMA: “Aparte de la cruz, no hay otra escalera por la que podamos llegar al cielo”

A ejemplo de nuestra santa peruana podamos en este día admitir en nuestra vida el sufrimiento como vehículo para llegar a la paz y el amor verdadero.

JUEVES 01 DE MARZO

JUSTICIA: Ora por las injusticias que se cometen contra nuestros seres queridos

Pon todo tu esfuerzo en mirar las situaciones injustas que ocurren a tu alrededor poniendo tu corazón en ello más que en ti.

 

VIERNES 02 DE MARZO

PREOCUPACIONES: Déjale todo a Dios y confía más

Lucha contra esa necesidad de tomar el control de todo y sufrir por no conseguirlo. Este día abandona tu voluntad y pon tu vida en manos de Dios.

 

SÁBADO 03 DE MARZO

SÉ AGRADECIDO: Dale gracias a Dios por 5 bendiciones que tengas en tu vida

Aunque parezca difícil, haz una lista de bondades que te ocurren y ten presente que otros carecen de ellas.

 

DOMINGO 04 DE MARZO

EVITA LA VANAGLORIA: Llénate de humildad y ayuna de darte importancia a ti mismo

El ego quedará durante este día relegado al olvido. Como ejercicio, exalta las virtudes de los otros antes que las tuyas. No se trata de menospreciarte pero sí de mirar la bondad en otros.

 

Recuerda que no se trata de una competencia, es una invitación de amor a hacer cambio en tu vida a través de prácticas guías como estas, así como algunos textos de reflexiones y oraciones propias de  este tiempo litúrgico que puedes ubicar como siempre visitando nuestra Librería Virtual en el siguiente link http://bit.ly/2ogxtII

Cuaresma: caminar alegres por el desierto

Iluminar nuestro transitar cuaresmal con una sonrisa que brote de un corazón que se sabe amado, es el objetivo trazado por el papa Francisco en la Evangelii Gaudium (La alegría del evangelio), tema de la conferencia presencial dictada en el Centro Bíblico SAN PABLO este martes 20 de febrero, y que no pierde vigencia en este importante tiempo litúrgico.

La Cuaresma no implica tristeza, muy al contrario, esa introspección que nos pide la Iglesia cada año, representada por el color morado, no nos lleva a un pensamiento de desesperanza sino de “alegría mesiánica”, debemos avanzar convencidos con “la alegría producto de la salvación/liberación que Dios da a su pueblo”, aclaraba desde el inicio el licenciado Luis Breña, tutor del Centro Bíblico, responsable de la tercera conferencia presencial del mes de febrero.

Motivados por el profundo deseo de ver una Iglesia peruana fortalecida en la fe, con sólidas bases doctrinales y especialmente bíblicas, durante este mes el centro formativo ha ofrecido temas variados a la luz del Santo Padre, difundiendo la voz de Dios a través de sus escritos, discursos, encíclicas y exhortaciones apostólicas.

La conversión, eje central de esta cuarentena, fue ampliamente revisada desde la perspectiva de la alegría mostrada en todos los aspectos de la vida cotidiana y pastoral. La interpelación a nuestra actitud misionera, salir con entusiasmo a brindar regocijo a quien padece, la inclusión de los más desvalidos, fueron tan sólo alguno de los temas reflexionados durante este encuentro de fe.

Si deseas unirte a este grupo de fieles, religiosas, sacerdotes y laicos comprometidos que todos los martes dedican un espacio a crecer en la fe, puedes solicitar más información reservando tu asistencia a los temas de tu mayor interés.

 

SIGUIENTES TEMÁTICAS:

 

FEBRERO: LA CUARESMA A LA LUZ DEL PAPA FRANCISCO

27 DE FEBRERO LA CONVERSIÓN DESDE LA ENCÍCLICA LAUDATO SÍ

 

MARZO: SEMANA SANTA DESDE EL EVANGELIO DE MARCOS

06 DE MARZO UN REY ENTRA A LA CIUDAD: LA ENTRADA MESIÁNICA A JERUSALÉN Y SU ENSEÑANSA EN EL TEMPLO

 

13 DE MARZO JESÚS NOS DEJA UNA COMIDA: LA ECUCARISTÍA EL RITO DE LA NUEVA ALIANZA

 

20 DE MARZO MIS ACTITUDES EN CUARESMA: LA INDIFERENCIA Y ABANDONO A JESÚS EN LA PASIÓN

 

27 DE MARZO HA RESUCITADO, NO ESTÁ AQUÍ: LA CRUSIFIXIÓN Y RESURRECCIÓN DE JESÚS

 

Para mayor información:

Av. Armendáriz 527, Miraflores.
Lima 18 – Perú.
Tel.: (01) 446-0017 anexo 123/124  Cel.: 997585305
Correo: centrobiblico@sanpabloperu.com.pe

¿Es posible el ayuno virtual?

“No se trata de incentivar la fuga del mundo o de demonizar ciertos instrumentos, sino de reencontrar la justa medida”, afirma la autora de este artículo recientemente publicado y que a su vez plantea el reto de ayuno más grande de la era digital: dejar a un lado el celular ¿Lo lograrías?

A continuación te compartimos el reportaje completo que te ayudará a decidir si eres capaz de ofrecer este ayuno y detectar el propio beneficio que pudieras tener con este interesante reto actualizado para una Cuaresma diferente.

El diario del Vaticano, L’Osservatore Romano, presentó en su edición del 19 de febrero un artículo titulado “Totalitarismo digital”, que destaca la importancia de la soledad, el silencio y el ayuno para vivir la Cuaresma en la era de las redes sociales.

La autora del artículo es Antonella Lumini, que recuerda que “cada año, el tiempo fuerte de Cuaresma invita a vivir momentos de recogimiento, reclama el desierto, y si la soledad, el silencio, el ayuno, en la era de las redes sociales, pueden parecer del todo impracticables, en realidad se hacen siempre más necesarios para salvaguardar el equilibrio psicofísico del individuo”.

“No se trata de incentivar la fuga del mundo o de demonizar ciertos instrumentos, sino de reencontrar la justa medida. En una época en la que prevalece el consumo descontrolado de todo, en la que es normal el comportamiento convulsivo hacia la interacción en redes, sería bueno redescubrir la soledad y el ayuno como caminos a recorrer para volver a lo profundo”.

Lumini recuerda que San Agustín invitaba a no “dispersarse, sino a volver a uno mismo porque la verdad que anhelamos reside en lo íntimo”.

La autora escribe también que “mientras estemos abrumados por todo lo que consumimos, incluido el exceso de alimento y el uso excesivo de las redes sociales, no podremos percibir la sed de infinito contenida en el alma: se hace así imposible penetrar en ese misterioso mundo interior que constituye la verdadera riqueza que ninguna cosa exterior podrá sustituir”.

“La soledad le permite a uno experimentar eso solo, desenmascarando, desvistiendo, favoreciendo la relación con el Espíritu, con ese fondo luminoso en el cual el ego se abre a la conciencia, se expande hacia lo insondable. El yo se abre al Yo Soy, el nombre revelado de Dios asumido por Jesús, o se cierra haciéndose centro de sí mismo”, señaló.

En ese sentido, “el ayuno, entendido no solo como abstinencia de alimento, sino también del celular y las conexiones digitales, se convierte entonces en medio capaz de hacer un alto a los círculos viciosos que crean dependencia”.

En la relación personal con Dios, prosigue Antonella Lumini, el “sujeto es alentado a crecer espiritualmente. Al contrario, la constante interacción en red intensifica el proceso de masificación y homologación de las conciencias y produce una regresión (…) en la que la individualidad se pierde”.

Entre los riesgos de no responder a su sed interior, Lumini alerta que la persona puede caer en la “agresividad, la violencia y la tristeza, la depresión y el malestar físico”.

“Una forma alterada y excesiva de relaciones sin verdadera interacción humana anestesia las conciencias, produce una esclavitud tortuosa, seductora, que no es inmediatamente reconocible, que está camuflada. Pero esta esclavitud del totalitarismo digital no se compara con la de los regímenes totalitarios que privan de toda libertad”.

Ante esta situación, alentó, “toca despertar del entumecimiento. La soledad y el ayuno revelan el vacío interior y por eso dan miedo”.

Lumini concluye el artículo afirmando que “como enseñan los padres y madres del desierto, los demonios son vicios, círculos viciosos que aprisionan en una corriente de la que ya no podemos salir. A veces el vicio es presentado como virtud. El silencio, la soledad y el ayuno constituyen entonces el antídoto”.

Antonella Lumini reside en Florencia (Italia), y desde hace 30 años vive como “eremita urbana”.

En 2016 escribió, con el vaticanista Paolo Rodari, el libro “La custodia del silencio”, en el que comparte sus reflexiones sobre el tema.

En opinión de Rodari, “el mensaje fundamental de Antonella Lumini es que el Espíritu habla en todo lugar y habla siempre, basta saberlo escuchar. Para aprender a escucharlo es necesario aprender a hacer silencio”.

 

Fuente: ACI Prensa

ASUME EL RETO: I Semana de Cuaresma

El desafío más grande que enfrenta el ser humano tiene que ver con vencerse a sí mismo, es por ello que muy propicio al tiempo de Cuaresma, por quinto año consecutivo, Católicos con Acción, nos ofrece un itinerario de retos para el crecimiento y en SAN PABLO te las compartiremos, semana a semana.

La Cuaresma es un momento de ejercicio perfecto para crecer en el encuentro contigo, con el hermano y con Dios. Proponte cada día crecer en cada uno de los aspectos sugeridos y, en la medida que avanzan los días, no abandones lo alcanzado. Recuerda que si recaes, siempre podrás levantarte y empezar de nuevo.

A continuación, la propuesta para esta primera semana de Cuaresma:

 

RETO CUARESMARIO 2018: I Semana de Cuaresma

 

LUNES 19 DE FEBRERO

SANA: Ora por tu sanación espiritual

Antes de salir a servir a los demás, es necesario limpiar la propia casa, fortalecer el propio espíritu y por ello empieza hoy por elevar tus súplicas durante todo el día por tu propia sanación. Empieza por pedir sanarte de egoísmos, rencores y cualquier atadura que te pueda mantener aislado.

 

MARTES 20 DE FEBRERO

QUEJAS: Evita caer en ellas

Aleja la negatividad no sólo de tus labios sino del pensamiento. Quejarte por lo que no tienes no alivia la realidad, más bien la empeora. El ejercicio de evitar la queja, te obligará a buscar el lado positivo de los acontecimientos de ese día.

 

MIÉRCOLES 21 DE FEBRERO

SAN MARTÍN DE PORRES: “Seguiría barriendo”

A ejemplo de este Santo, proponte este día mantenerte humilde en el servicio. Tal vez te pidan hacer alguna tarea que no está en tus funciones y te parezca fuera de lugar o muy simple para ti. Acéptala como ejercicio de sencillez en el servicio, y además, hazlo con una sonrisa.

 

JUEVES 22 DE FEBRERO

EXCUSAS: No las busques

Éste es uno de los actos más inconscientes que nos ocurren a diario, una batalla no tan fácil de librar porque es cotidiano mantener una actitud evasiva ante los retos o responsabilidades. Siempre es más fácil evitar asumir y la excusa es una forma perfecta para hacerlo. Permanece atento a tus respuestas.

 

VIERNES 23 DE FEBRERO

ENFERMOS: Dedica tu oración por ellos

Tal vez por tu día de trabajo o estudios no puedes dedicar este tiempo a visitarlos pero puedes elevar tu oración. Sentir empatía por la soledad, tristeza, debilidad o cualquier otro sentimiento que pueda experimentar un enfermo te ayudará al mismo tiempo a desarrollar más sensibilidad con el que padece.

Recuerda que además es el día convocado por el papa Francisco para orar de manera especial por la Paz.

 

SÁBADO 24 DE FEBRERO

MENTIRAS: Un día sin mentiras, ni grandes ni pequeñas

Así como las excusas, las mentiras se han convertido en el pan de cada día. Tu reto será intensificar tu detector de ellas, y desarrollar la fortaleza suficiente para evitar decirlas. Asumir la verdad, será tu acto de valentía en este día.

 

DOMINGO 25 DE FEBRERO

AMIGO: Ora por la conversión de un amigo

No hay mejor regalo que le puedas hacer a ese compañero de vida que ha estado contigo en las buenas y las malas que una oración sincera. Así como tú, él o ella están pasando por este tiempo de necesidad de cambio y tienen su propia batalla que librar. Ayúdale con tu oración a alcanzar esa fortaleza.

 

Recuerda que esta es una guía sugerida, no es un manual estricto, pero te puede acompañar es tu propósito de cambio diario, así como algunos textos de oraciones propias de  este tiempo litúrgico que puedes ubicar en nuestra Librería Virtual en el siguiente link http://bit.ly/2ogxtII

“Un amor de manos tendidas” pidió el Papa al Perú

A casi un mes de este emotivo encuentro, siguen resonando en nuestros corazones las palabras de aliento y exhortación del Papa Francisco, y ha sido el propósito que el Centro Bíblico SAN PABLO ha querido incentivar con la segunda conferencia presencial: La conversión en los mensajes del Papa Francisco en su visita al Perú.

El compromiso en esta oportunidad estuvo a cargo de Efraín Espinoza Carrasco, especialista en Teología Sistemática, Mariología y profesor de Ciencias Religiosas, quien introdujo a las 38 personas participantes en un auto-encuentro de revisión fraternal.

“Qué linda pregunta que nos puede hacer el Señor a cada uno de nosotros al final del día: ¿cuántas lágrimas has secado hoy?”, destacaba Espinoza en su ponencia al citar esta frase del Santo Padre que interpela nuestro actuar de la forma más tierna y amorosa que sólo Dios conoce.

“Con Él (Jesús) todo es una oportunidad para la esperanza”, resaltó de manera especial al recordar el mensaje de Francisco en su paso por Trujillo y las zonas devastadas por los fenómenos naturales. Valorando la expresión espontánea de solidaridad, el Papa invitó al mismo tiempo a no dejar que eso se enfríe en la cotidianidad porque “Él lo transforma todo, lo renueva todo, lo conforta todo”.

Esta conferencia estuvo marcada por el reconocimiento de nuestro compromiso como sociedad, más allá del cumplimiento de una ley sino como expresión del “amor maternal” de Dios que nos vincula como hermanos y nos invita a revisar constantemente la pregunta hecha a Caín “¿Dónde está tu hermano?”

La fraternidad y solidaridad fueron los ejes centrales del mensaje de cambio y conversión al que fuimos llamados, como signo evidente de un ser que se siente amado y por ende, comparte lo que recibe. A estar atentos ante la tentación de la indiferencia y estar alerta a “no naturalizar lo que seca el espíritu, y lo que es peor, nos roba la esperanza”.

Finalmente destacó la interpelación del Papa a través de un llamado a vivir la fe con una raíz verdadera, con frutos visibles porque “La fe sin solidaridad es una fe sin Cristo, una fe sin Dios, una fe sin hermanos”, enfatizó.

 

 

PRÓXIMAS CONFERENCIAS PRESECIALES:

*20 de febrero: La conversión desde la Evangelii Gaudium

*27 de febrero: la conversión de la Encíclica Laudato Si

 

Para confirmar disponibilidad de cupos:

Av. Armendáriz 527, Miraflores.
Lima 18 – Perú.
Tel.: (01) 446-0017 anexo 123/124  Cel.: 997585305
Correo: centrobiblico@sanpabloperu.com.pe

3 cosas que tal vez no sabes del Miércoles de Ceniza

Cuántas veces hemos acudido a hacer acciones por tradición, costumbre o imitación, sin aclarar individualmente lo que eso significa, y esto incluye al Miércoles de Ceniza. No es sólo el inicio de la Cuaresma sino un día cargado de gran significado encerrado en un solo gesto: la imposición de la ceniza.

Los símbolos no siempre son claros, a veces requieren ser explicados para poder entender la profundidad de su esencia, y es precisamente lo que sucede con los ritos que la Iglesia Católica ha vivido durante años; incluso, el resto de la humanidad antes de Cristo.

A continuación te compartimos 3 curiosidades que tal vez desconozcas de este día que marca el punto de partida de un camino de cambios, transformación y crecimiento. ¿Qué hay más allá de una sencilla cruz en la frente?

 

  1. Las cenizas tienen varios significados

La palabra ceniza, que proviene del latín “cinis”, representa el producto de la combustión de algo por el fuego. Esta adoptó tempranamente un sentido simbólico de muerte, caducidad, pero también de humildad y penitencia.

Es necesario pasar por la combustión completa para quedar reducido a cenizas. Es por ello que este significado comparativo requiere de un “pasar por el fuego”, cambiar totalmente de forma, reducirse a la mínima expresión de sencillez.

El ser humano por naturaleza frente a la muerte es cuando más cuestiona la vida, al parecer, la real o posible ausencia de algo nos permite valorarlo. Es esa proximidad a la experiencia de la muerte la que desea la Iglesia que vivamos, así revisamos nuestra vida y nos proponemos un camino de cambio durante esos siguientes 40 días.

La ceniza, como signo de humildad, le recuerda al cristiano su origen y su fin: “Dios formó al hombre con polvo de la tierra” (Gn 2,7); “hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste hecho” (Gn 3,19). Aunque algunos no cristianos o científicos puedan rechazar la idea del origen del hombre que plantea la Biblia, lo que sí es innegable, es que nuestro fin terrenal nos convierte en polvo.

“Hombre, acuérdate que polvo eres y que al polvo volverás” (Génesis 3,19) es la frase que el sacerdote repetirá cada vez que aplique la ceniza en la frente: “Polvo eres, y en polvo te convertirás”.

 

  1. Las cenizas también pueden imponerse sin Misa

Cuando no hay sacerdote la imposición de cenizas puede realizarse sin Misa, de forma extraordinaria. Sin embargo, es recomendable que al acto se preceda con una liturgia de la palabra.

Es importante recordar que la bendición de las cenizas, como todo sacramental, solo puede realizarla un sacerdote o diácono.

Sin embargo, por ser un sacramental y no un sacramento, también puede imponerse a personas no cristianas. Al ser una de las celebraciones eucarísticas que más recibe visitantes, es una invitación que no requiere profesión de fe para ser recibida. En cambio, se convierte en la excusa perfecta para un acercamiento a la transformación de cualquier ser humano.

 

  1. La ceniza recuerda la necesidad de la misericordia de Dios

Al recordar la sencillez y lo efímero que es el tiempo de la vida humana, también genera la necesidad de asistencia para poder valorarla de la mejor manera. Al fin y al cabo, todos estamos de paso y no nacimos con un manual de vida.

La ceniza se convierte entonces en ese día como un símbolo. Su función está descrita en un importante documento de la Iglesia, más precisamente en el artículo 125 del Directorio sobre la piedad popular y la liturgia “El comienzo de los cuarenta días de penitencia, en el Rito romano, se caracteriza por el austero símbolo de las cenizas, que distingue la Liturgia del Miércoles de Ceniza”.

Tiene su origen bien remoto y de mayor repercusión visible “Propio de los antiguos ritos con los que los pecadores convertidos se sometían a la penitencia canónica, el gesto de cubrirse con ceniza tiene el sentido de reconocer la propia fragilidad y mortalidad, que necesita ser redimida por la misericordia de Dios”, expresa claramente el mismo artículo.

El compromiso como comunidad de fe, es transmitir a otros el significado más profundo y reflexivo “Lejos de ser un gesto puramente exterior, la Iglesia lo ha conservado como signo de la actitud del corazón penitente que cada bautizado está llamado a asumir en el itinerario cuaresmal. Se debe ayudar a los fieles, que acuden en gran número a recibir la Ceniza, a que capten el significado interior que tiene este gesto, que abre a la conversión y al esfuerzo de la renovación pascual”, nos enfatiza el magisterio de la Iglesia a través de este documento.

El llamado está hecho, corresponde a cada uno de nosotros dejarlo pasar como un simple gesto exterior o dejar que con esa cruz de ceniza, inicie un camino de verdadero cambio en mi vida. Desde SAN PABLO, y con profundo deseo de ayudar en ese caminar, hemos editado algunos textos que pueden ayudarte. Puedes visualizarlo en el siguiente link http://bit.ly/2Hd48HC  visitando nuestra Librería Virtual o la más cercana a tu domicilio.

 

¡A prepararnos para una Cuaresma que marque nuestras vidas!

¿Perdona Dios si confiesas el mismo pecado una y otra vez?

Tal como invoca el salmo más famoso de toda la historia, el que comete falta y tiene presente su pecado, implora el perdón “porque yo reconozco mi culpa y tengo presente mi pecado” confesión que refleja el salmo 50 y en su paso por la tierra Jesús mismo también invitó a perdonar setenta veces siete. ¿Por qué no sucedería igual de parte de Dios hacia nosotros?

Esta misma interrogante fue planteada por un lector a aleteia.org “Dios perdona siempre al pecador arrepentido. Si el arrepentimiento es sincero, no hay límite en el número de veces que se puede recibir el perdón divino en el sacramento de la Penitencia, y eso no cambia aunque se repita el tipo de pecado” respondía el portal a la inquietud sobre el perdón ante un pecado reiterativo.

Sin embargo, insisten en aclarar que  “no hay pecado sin quererlo. Siempre hay una intervención de la voluntad consintiéndolo; de lo contrario, no se podría hablar de pecado”, haciendo énfasis en un propósito de enmienda real y si hay recaída; un arrepentimiento sincero.

“Lo que sucede en realidad es que el ser humano depende mucho –desde luego, más de lo que solemos estar dispuestos a reconocer- de los hábitos. Éstos, según sean buenos o malos, facilitan o dificultan el buen comportamiento” explica el portal dando respuesta al planteamiento sobre la reincidencia de un mismo pecado. Debe por tanto, descubrirse la raíz del mismo y proponerse cambios del hábito que conduce al vicio o pecado.

¿Sólo con Dios o ante el sacerdote?

Por su parte, en el 2014 en una de sus acostumbradas catequesis en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco explicó la importancia y la necesidad de confesarse y hacerlo bien porque “alguno puede decir: ‘Yo me confieso solamente con Dios’. Sí, tú puedes decir a Dios: ‘Perdóname’, y decirle tus pecados. Pero nuestros pecados son también contra nuestros hermanos, contra la Iglesia y por ello es necesario pedir perdón a la Iglesia y a los hermanos, en la persona del sacerdote”, explicaba el Santo Padre.

Además se trata de una experiencia individual liberadora “Cuando yo voy a confesarme, es para sanarme: sanarme el alma, sanarme el corazón por algo que hice no está bien. El ícono bíblico que los representa mejor, en su profundo vínculo, es el episodio del perdón y de la curación del paralítico, donde el Señor Jesús se revela al mismo tiempo médico de las almas y de los cuerpos” manifestaba el Papa compartiendo su propia vivencia.

Inician conferencias presenciales “La Cuaresma a la luz del papa Francisco”

Este y todos los martes del mes de febrero el Centro Bíblico San Pablo, estará ofreciendo su ciclo de conferencias presenciales dirigidas a profundizar el sentido de la Cuaresma desde el punto de vista de la Santo Padre, como instrumento de evangelización y crecimiento espiritual.

 

Las temáticas recopilan la visión del Papa sobre la conversión en distintas encíclicas y mensajes durante su visita al Perú. El primer ponente invitado será el padre Alberto Scalenghe SSP, director general de Editorial San Pablo, quien ofrece un paseo general por los mensajes de Cuaresma de los últimos años hasta el actual.

Respondiendo el momento litúrgico y la necesidad de los fieles por seguir conociendo el mensaje catequético del Santo Padre para la Iglesia, se proponen estas conferencias presenciales dirigidas a catequistas, laicos, religiosos y religiosas.

La formación también es abierta al público general que puede incorporarse a las siguientes convocatorias, previa comprobación de disponibilidad de cupo vía telefónica. Las próximas temáticas muestran la propuesta de Francisco en distintos documentos, que plantea cómo transformar nuestras vidas y la sociedad por medio de la justicia y el amor de Dios.

 

SIGUIENTES TEMAS:

*13 de febrero: La conversión en los mensajes del Papa Francisco en su visita al Perú

*20 de febrero: La conversión desde la Evangelii Gaudium

*27 de febrero: la conversión de la Encíclica Laudato Si

 

Para mayor información:

Av. Armendáriz 527, Miraflores.
Lima 18 – Perú.
Tel.: (01) 446-0017 anexo 123/124  Cel.: 997585305
Correo: centrobiblico@sanpabloperu.com.pe

23 de febrero: El Papa convoca Jornada Mundial de oración por la Paz

En ocasión de celebrarse el primer viernes de Cuaresma, el próximo 23 de febrero, el papa Francisco ha convocado una Jornada Mundial de Ayuno y Oración por la Paz, como intensión principal durante esta primera semana.

Esta convocatoria está motivada por las “trágicas situaciones de conflictos prolongados en diferentes lugares del mundo”, dirigiéndose de manera especial las oraciones y sacrificios por la población de la República Demócrata del Congo y Sudán del Sur, ambas con grandes conflictos civiles.

“Como en ocasiones anteriores –refiere el Santo Padre- invito también a los hermanos y hermanas no católicos y no cristianos a unirse a esta iniciativa en la modalidad que consideren más oportuna” una vez más invitando de manera ecuménica y fraterna a unirnos en un mismo amor.

Este llamado que realizó desde el rezo del Ángelus el pasado domingo 4 de febrero, se extiende a una actitud personal, a un compromiso profundo e individual, donde la paz se asuma más como una actitud constante.

“Dirijo un cordial llamado para que también nosotros escuchemos este grito y que, cada uno en su propia conciencia, ante Dios, nos preguntemos: ‘¿Qué puedo hacer yo por la paz?’. Seguramente podamos rezar, pero no solo: cada uno puede decir concretamente ‘no’ a la violencia por cuanto de él o de ella dependa”

Puedes encontrar algunos textos de oraciones y reflexiones de Cuaresma en nuestra Librería Virtual, que son un acompañamiento oportuno cuando queremos poner nuestras intenciones ante el Padre Dios y no sabemos cómo expresarlo. En el siguiente link puede mirarlos http://bit.ly/1V6behr

Papa Francisco: Cuaresma es decir NO.

Papa Francisco: La Cuaresma es el camino que conduce de la esclavitud a la libertad, del sufrimiento a la alegría, de la muerte a la vida.

 

Papa-1

El Papa Francisco celebró la Santa Misa del Miércoles de Ceniza en la Basílica de Santa Sabina, en la colina del Aventino, en Roma.

En su homilía, el Santo Padre dijo que la Cuaresma es un camino que “conduce al triunfo de la misericordia sobre todo aquellos que busca aplastarnos o reducrinos a algo indigno de nuestra dignidad como hijos de Dios”. A continuación sus Palabras de reflexión

“Vuelvan a mí con todo su corazón… regresen al Señor” (Joel 2,12-13). El profeta Joel hace estar petición al pueblo en el nombre del Señor. Nadie debe sentirse excluido: “Reúnan a los ancianos, recojan a los niños, hasta los infantes de pecho, el novio… y la novia” (versículo 16). Todos los fieles son convocados a venir a adorar a su Dios”, porque Él es bondad y misericordia, lento para la ira y abundante en amor firme” (v.13).
 

Nosotros también queremos aceptar este llamado; Queremos volver al corazón misericordioso del Padre. En este tiempo de gracia que comienza hoy, volvemos una vez más nuestros ojos a Su misericordia.

¿Qué es la Cuaresma?

La Cuaresma es un camino: conduce al triunfo de la misericordia sobre todo aquello que nos aplastaría o nos reduciría a algo indigno de nuestra dignidad como hijos de Dios.

La Cuaresma es el camino que conduce de la esclavitud a la libertad, del sufrimiento a la alegría, de la muerte a la vida.

El aliento de vida de Dios es liberador

La marca de las cenizas con las que nos ponemos en marcha nos recuerda nuestro origen: fuimos tomados de la tierra, estamos hechos de polvo. Es cierto, sin embargo, somos polvo en las manos amorosas de Dios, que ha respirado su espíritu de vida sobre cada uno de nosotros, y todavía quiere hacerlo, quiere seguir dándonos ese aliento de vida que nos salva de cualquier otro tipo de aliento: la sofocante asfixia provocada por nuestro egoísmo, la sofocante asfixia generada por la pequeña ambición y la silenciosa indiferencia, una asfixia que ahoga el espíritu, estrecha nuestros horizontes y retarda el latido de nuestros corazones.

El aliento de la vida de Dios nos salva de esta asfixia que pone en mínimo nuestra fe, enfría nuestra caridad y estrangula toda esperanza.

Experimentar la Cuaresma es aspirar a este soplo de vida que nuestro Padre nos ofrece incesantemente en medio del fango de nuestra historia.

El aliento de la vida de Dios nos libera de la asfixia que tan a menudo no nos damos cuenta, o nos acostumbramos a que parezca normal, incluso cuando se sienten sus efectos. Creemos que es normal porque nos hemos acostumbrado a respirar el aire en que se ha disipado la esperanza, el aire de la tristeza y la resignación, el aire sofocante de pánico y hostilidad.

Miércoles de Ceniza: ¡Estar alegres durante el Ayuno!

Esta Cuaresma, ¿qué tal si nos acercamos a este tiempo con la alegría que nos producen los resultados del ayuno?

 

MiercolesCeniza_030216

¿Cuál es el significado de la Cuaresma?

El primer punto que vale la pena mencionar es que contrario a la creencia popular, la Cuaresma no se trata de hacer ayuno y abstinencia. Estas cosas son importantes pero solamente son un medio para alcanzar un fin.

San Juan Crisóstomo describe el ayuno como una medicina a cuyos efectos, si no somos cuidadosos, nos hacemos inmunes debido a la falta de pericia con que la empleamos.

Entonces más bien, ayuno y abstinencia pueden ser explicados como dos acciones litúrgicas simples que sirven de sujeta-libros al tiempo de Cuaresma.

¿Que son las cenizas?

Cuando comienza el ritual del Miércoles de Ceniza, el sacerdote nos recuerda que las cenizas sirven como un “símbolo de nuestra pequeñez”. Esto significa no sólo el comienzo de la Cuaresma sino nuestra presente condición. Incluso en nuestros mejores días, somos pequeñas criaturas que necesitan de un salvador.

Todo lo que acontece durante la Cuaresma es un recordatorio de que necesitamos un salvador y un guía que nos muestre quién es ese salvador.

Si la ceniza es donde este viaje comienza, se puede decir que el viaje termina en la vigilia Pascual donde los Cristianos renovamos nuestros votos bautismales. Con esta renovación, afirmamos la dignidad real de nuestro bautismo.

Cuando somos bautizados, dejamos de estar destinados a ser pequeñas criaturas y pasamos a ser sujetos del Reino de Dios.

Mientras nos adentramos en la Cuaresma, aprenderemos acerca de esta naturaleza exaltada y cómo la gracia de Dios puede ayudarnos a vivirla.

Cuando vemos a través de un prisma, el tiempo de Cuaresma se vuelve más que un tiempo de penitencia; se vuelve un tiempo que narra nuestra existencia aquí en la tierra.

tceniza

¿Tiempo para comenzar de nuevo?

Otra falsa idea muy común sobre la Cuaresma es que la gente trata este tiempo como un tiempo para “empezar de nuevo” sobre sus anteriores fallas. Si no somos buenos durante la Cuaresma de este año, no te preocupes, ¡siempre habrá otra Cuaresma!

Hay una tentación muy real de tratar la Cuaresma como una dieta de choques donde vamos a grandes extremos tratando de buscar la santidad y una vez que pensamos que la obtenemos, regresamos más o menos a nuestros viejos hábitos, y eventualmente repetimos el ciclo.

Las oraciones de la Misa buscan alejarnos de esta mentalidad. En la oración que se reza mientras se distribuyen las cenizas, nosotros escuchamos:

“Permítenos mejorar aquellas cosas en las que hemos pecado por ignorancia: no sea que de pronto nos alcance el día de la muerte, busquemos un espacio para la penitencia y no seamos capaces de encontrarlo”.

El Cristianismo no es una rutina en la que caemos, sino una experiencia que transforma cada aspecto de nuestra vida y esa transformación es continua. El Apóstol Pablo nos dice “ahora es el día de la salvación” y esta oración refuerza esto. No tenemos garantizada otra Cuaresma.

Cuaresma: un cambio radical

La vida espiritual no es un plan de cinco años con puntos de referencia e hitos. La vida espiritual se trata de entregarnos a nosotros mismos a Cristo de forma permanente y permitirle dirigir nuestros pasos mientras estemos en la tierra, sin importar los resultados.

Para algunos, esto incluye pequeños cambios, mientras para otros algo más grande. Ya sea de forma grande o pequeña, todos estamos llamados a cambiar radical y permanentemente nuestro corazón esta Cuaresma.

Si hay un mensaje en las oraciones del Miércoles de Ceniza, es una renovación radical y permanente del corazón que dicho sea de paso, es el punto de la Cuaresma.

En la epístola, el Profeta Joel condena los ayunos falsos exhortando a la gente a desprender sus corazones, no sus vestiduras. No hagas que tu Cuaresma sea acerca de las cosas externas a las que estás renunciando. Como Juan Crisóstomo nos recuerda:

“¿Estás ayunando? Demuéstrame tu ayuno con tu trabajo. ¿Cuál trabajo? Si ves a alguien pobre, muéstrale misericordia. Si ves a tu enemigo, reconcíliate con él. Si ves a un amigo siendo exitoso, ¡no le celes! Si ves a una mujer bonita en la calle, sigue caminando”.

5 Cosas que debes saber sobre la Cuaresma

001-251515111

La Cuaresma es un importante tiempo litúrgico en el que la Iglesia llama a los fieles a la penitencia y conversión para prepararse bien a vivir los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Semana Santa.

La Cuaresma tiene una duración de 40 días y es un tiempo especial en el que los católicos son invitados a convertirse. Aquí te presentamos 5 puntos importantes a tener en cuenta:

1.- Oración, mortificación y caridad: Las tres grandes prácticas cuaresmales

La oración es la condición indispensable para el encuentro con Dios. En la oración, el cristiano ingresa en el diálogo íntimo con el Señor, deja que la gracia entre en su corazón y, como la Virgen María, se abre a la acción del Espíritu Santo dando una respuesta libre y generosa (ver Lc 1,38).

La mortificación se realiza cotidianamente y sin necesidad de hacer grandes sacrificios. Con ella se ofrece a Cristo aquellos momentos que generan molestias y se acepta con humildad y alegría las adversidades.

De la misma manera, saber renunciar a ciertas cosas legítimas ayuda a vivir el desapego y el desprendimiento. Dentro de esta práctica cuaresmal están el ayuno y la abstinencia que será explicadas más adelante.

La caridad es necesaria como refiere San León Magno: “si deseamos llegar a la Pascua santificados en nuestro ser, debemos poner un interés especialísimo en la adquisición de esta virtud, que contiene en sí a las demás y cubre multitud de pecados”.

2.- El ayuno y la abstinencia

El ayuno consiste en ingerir una sola comida “fuerte” al día, mientras que la abstinencia consiste en no comer carne. Con ambos sacrificios se reconoce la necesidad de hacer obras por el bien de la Iglesia y en reparación de nuestros pecados.

Además, en esta práctica se incluye dejar de lado las necesidades terrenales para redescubrir la necesidad de la vida del cielo. “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4,4).

El ayuno no prohíbe tomar un poco de alimento por la mañana y por la noche. Es obligatorio desde los 18 hasta los 59 años.

En el caso de la abstinencia, si bien se refiere a no comer carnes, no impide el consumo de huevos, lácteos y cualquier condimento con grasa animal. La abstinencia se observa todos los viernes del año y es obligatoria desde los 14 años.

3.- La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo

Con el Miércoles de Ceniza comienzan los 40 días de preparación para la Pascua. Ese día el sacerdote bendice e impone las cenizas hechas de las palmas bendecidas en el Domingo de Ramos del año anterior.

Estas son impuestas haciendo la señal de la cruz en la frente y pronunciando las palabras bíblicas: «acuérdate que eres polvo y en polvo te convertirás», o «Conviértete y cree en el Evangelio». La ceniza representa un signo de humildad y le recuerda al cristiano su origen y su fin.

La Cuaresma termina en el Jueves Santo. Ese día la Iglesia conmemora la Última Cena en la que el Señor comió con sus apóstoles antes de ser crucificado el Viernes Santo.

4.- La duración de la Cuaresma está basada en el símbolo del número 40 en la Biblia

Los 40 días de la Cuaresma representan los días que Jesús pasó en el desierto antes de comenzar su vida pública, los 40 días del diluvio, los 40 de la marcha del pueblo judío por el desierto, los 40 días de Moisés y Elías en la montaña, y los 400 años que duró la estancia de los judíos en Egipto.

En la Biblia el número cuatro simboliza el universo material, seguido de ceros significa el tiempo de la vida en la tierra, con sus pruebas y dificultades.

5.- El color litúrgico de la Cuaresma es el morado

El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa penitencia.

La Cuaresma es efectivamente tiempo de reflexión, penitencia y conversión espiritual.