Facebook Twitter Google + YouTube  Perú   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Oración

Esta es la oración oficial para la visita del Papa Francisco al Perú

Este lunes 14 de agosto los obispos del Perú presentaron la oración oficial de preparación para la visita del Papa Francisco al país sudamericano que se realizará del 18 al 21 de enero de 2018.

Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

 Esta es la oración:

Dios Padre misericordioso
Llenos de alegría
elevamos hacia Ti
nuestra oración de acción de gracias
por el don de la visita pastoral
del Papa Francisco

Señor Jesucristo
Te pedimos que nos concedas prepararnos
con la oración y los sacramentos
para acoger a quien viene en tu nombre
a confirmarnos en la fe.

Espíritu Santo
Guía de la Iglesia:
haznos vivir como discípulos y misioneros,
el Evangelio de la creación,
la vida, la familia y la paz.

Virgen María
Madre de la Iglesia:
acompaña al Sucesor de Pedro,
que nos animará para que
unidos por la esperanza,
peregrinemos por esta tierra
bendecida por el testimonio
de nuestros santos:
Rosa de Lima,
Toribio de Mogrovejo
y Martín de Porres
Amén.

Evangelio del día: En las pruebas, la violencia es derrotada por el amor

Mateo 10,16-23 – XIV viernes tiempo ordinario: No serán ustedes los que hablen, el Espíritu de su Padre hablará por ustedes
Evangelio según San Mateo 10,17-22

 

La persecución de los Apóstoles: “En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Yo los envío como a ovejas en medio de lobos: sean entonces astutos como serpientes y sencillos como palomas. Cuídense de los hombres, porque los entregarán a los tribunales y los azotarán en sus sinagogas. A causa de mí, serán llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos. Cuando los entreguen, no se preocupen de cómo van a hablar o qué van a decir: lo que deban decir se les dará a conocer en ese momento, porque no serán ustedes los que hablarán, sino que el Espíritu de su Padre hablará en ustedes. El hermano entregará a su hermano para que sea condenado a muerte, y el padre a su hijo; los hijos se rebelarán contra sus padres y los harán morir. Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará”. Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Resultado de imagen para papa francisco
Serán odiados: Jesús dice, entre otras cosas: “Ustedes serán odiados por todos a causa de mi Nombre, pero aquel que persevere hasta el fin se salvará” (Mt 10,22).

Estas palabras del Señor… nos hacen comprender que en las pruebas aceptadas a causa de la fe, la violencia es derrotada por el amor, la muerte por la vida.

Testimoniar a Jesús en la humildad, en el servicio silencioso, sin miedo a ir contracorriente y pagar en persona. Y, si no todos están llamados, como san Esteban, a derramar su propia sangre, a todo cristiano se le pide sin embargo que sea coherente, en cada circunstancia, con la fe que profesa.

Coherencia: Es la coherencia cristiana, es una gracia que debemos pedir al Señor: ser coherentes, vivir como cristianos. Y no decir soy cristiano y vivir como pagano. La coherencia es una gracia que hay que pedir hoy.

Seguir el Evangelio es ciertamente un camino exigente – pero ¡bello, bellísimo! – el que lo recorre con fidelidad y valentía recibe el don prometido por el Señor a los hombres y a las mujeres de buena voluntad…

Paz: Esta paz donada por Dios es capaz de apaciguar la conciencia de todos los que, a través de las pruebas de la vida, saben acoger la Palabra de Dios y se comprometen en observarla con perseverancia hasta el final.

Hoy, hermanos y hermanas, oremos, en particular, por cuantos son discriminados, perseguidos y asesinados por su testimonio de Cristo.

Recemos también para que, gracias al sacrificio de estos mártires de hoy – son tantos, tantísimos – se fortalezca en todo el mundo el compromiso para reconocer y asegurar concretamente la libertad religiosa, que es un derecho inalienable de toda persona humana. (Reflexión antes del rezo del Ángelus, 26 de diciembre de 2014)

Oración de Sanación

Señor, te agradezco por tener paciencia conmigo, por confiarme muchos talentos y por las muchas muestras de amor que has puesto en mi camino.

Tú vigilas mis pasos, atiendes mis ruegos en la necesidad y vienes a fortalecerme en el momento de la prueba cuando se me gastan las fuerzas.

Los que vivimos tu Palabra, debemos de vivir confiado en tu providencia y no podemos elegir otros caminos que no sea el de tu perdón y reconciliación.

Ayúdame a ser coherente, a ser testimonio vivo de tu verdad, aunque signifique que deba sufrir rechazos y habladurías hasta de los míos.

Aunque sea odiado a causa de tu Nombre, Tú me consuelas y me aseguras que si persevero hasta al final gozaré Contigo la salvación.

Creo en tus promesas, por ello proclamaré siempre tu Nombre y tus obras. Aunque habite como oveja en medio de lobos, sé que tu gracia me respalda.

Guía corazón con el Espíritu Santo para ser decidido y valiente. Aunque camine por valles oscuras no temeré, porque me cubren tu fuerza y poder.

Que tu presencia me inunde de alegría y esperanzas y me impulse a vivir abierto a las nuevas oportunidades y manifestaciones de tu amor. Amén

Propósito para hoy

Rezaré un misterio del Rosario pidiendo por el arrepentimiento de las personas que ofenden a Dios.

Frase de Reflexión

“El Reino de los cielos es para aquellos que ponen su confianza en el amor de Dios y no en las cosas materiales”. Papa Francisco

Evangelio del día: Humildad y oración para ser dócil a la Palabra de Dios

Marcos 12,1-12 – IX lunes tiempo ordinario: ¿Qué podemos hacer para no matar la Palabra de Dios y ser dóciles al Espíritu Santo?
Evangelio según San Marcos 12,1-12

papa francisco viendo lejano fondo amarillo claro

La parábola de los viñadores homicidas: “Jesús se puso a hablarles en parábolas: “Un hombre plantó una viña, la cercó, cavó un lagar y construyó una torre de vigilancia. Después la arrendó a unos viñadores y se fue al extranjero. A su debido tiempo, envió a un servidor para percibir de los viñadores la parte de los frutos que le correspondía. Pero ellos lo tomaron, lo golpearon y lo echaron con las manos vacías. De nuevo les envió a otro servidor, y a este también lo maltrataron y lo llenaron de ultrajes. Envió a un tercero, y a este lo mataron. Y también golpearon o mataron a muchos otros. Todavía le quedaba alguien, su hijo, a quien quería mucho, y lo mandó en último término, pensando: “Respetarán a mi hijo”. Pero los viñadores se dijeron: “Este es el heredero: vamos a matarlo y la herencia será nuestra”. Y apoderándose de él, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña. ¿Qué hará el dueño de la viña? Vendrá, acabará con los viñadores y entregará la viña a otros. ¿No han leído este pasaje de la Escritura: La piedra que los constructores rechazaron ha llegado a ser la piedra angular: esta es la obra del Señor, admirable a nuestros ojos?” Entonces buscaban la manera de detener a Jesús, porque comprendían que esta parábola la había dicho por ellos, pero tenían miedo de la multitud. Y dejándolo, se fueron” Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Es posible adueñarse de la Palabra de Dios y disponer de ella según el propio gusto, si un cristiano no es humilde y no reza.

Éste es el drama de esta gente, ¡y también nuestro drama! Se adueñaron de la Palabra de Dios. Y la Palabra de Dios se vuelve palabra de ellos, una palabra según su interés, sus ideologías, sus teologías… pero a su servicio.

Y cada uno la interpreta según su propia voluntad, según su propio interés. Éste es el drama de este pueblo. Y para conservar esto, asesinan. Esto sucedió a Jesús

Los jefes de los sacerdotes y de los fariseos comprendieron que hablaba de ellos cuando escucharon esta palabra de Jesús. Trataron de capturarlo y hacerlo morir.

De este modo la Palabra de Dios se vuelve muerta, se vuelve prisionera, el Espíritu Santo está enjaulado en los deseos de cada uno de ellos.

Y es exactamente lo que nos sucede a nosotros cuando no estamos abiertos a la novedad de la Palabra de Dios, cuando no somos obedientes a la Palabra de Dios.

Pero hay una frase que nos da esperanza. La Palabra de Dios está muerta en el corazón de esta gente; ¡también puede morir en nuestro corazón! Pero no termina, porque está viva en el corazón de los sencillos, de los humildes, del pueblo de Dios.

¿Y nosotros, qué podemos hacer para no matar la Palabra de Dios, para ser dóciles, para no enjaular al Espíritu Santo? Dos cosas sencillas: Humildad y Oración.

Esta gente no rezaba. No tenía necesidad de rezar. Se sentían seguros, se sentían fuertes, se sentían dioses. Humildad y oración: con la humildad y la oración vamos adelante para escuchar la Palabra de Dios y obedecerle.

En la Iglesia. Humildad y oración en la Iglesia. Y así, no nos sucederá a nosotros lo que le pasó a esta gente: no mataremos para defender la Palabra de Dios, esa palabra que nosotros creemos que es la Palabra de Dios, pero que es una palabra totalmente alterada por nosotros (Homilía en Santa Marta, 21 de marzo de 2014)

Oración de sanación

Señor mío, tu Palabra es aliento que da vida, por medio de ella nos indicas las muchas maneras en que debemos obrar correctamente en cada situación y que debemos seguirla para procurar el bien

Te pido que me des la gracia de mantener siempre mi espíritu sediento de tu amor y que sea dirigido por la bondad y la humildad que provienen de la fuente inagotable de tu misericordia

Quiero reconocerte siempre como el Hijo santísimo del viñador que vino a recoger su cosecha. Siembra en mí tus siete dones y dame el tiempo necesario para hacerlos florecer, con tu bendición no fallaré

Lléname de tu bondad y de tu ternura para vivir a plenitud mi encuentro contigo, el Heredero divino del Reino del Padre, esa será la clave para vivir feliz y con desprendimiento hacia las cosas del mundo.

No quiero jamás separarme de tu amor, pues sin Ti no puedo con los problemas y dificultades. Solo con tu ayuda soy capaz de enfrentarlos, vencerlos y convertirlos en fuente de crecimiento personal.

Te reconozco presente en la Eucaristía, por eso acudo a ella con frecuencia para adorarte y que te adueñes de ese terreno árido en mi corazón para que lo fecundes y lo hagas próspero según tus designios

Ayúdame a mantener a brújula de mi corazón en tu dirección para buscar mi bien, el de los míos y de todos los que me encuentro en mi camino de vida.

Tu misericordia es infinita, por eso confío en ella, en que me proteges y me bendices cada día para darte los frutos que te mereces. Amén

Propósito para hoy

Rezaré un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria por la conversión de los pecadores, por la paz de los países en conflictos y por todos los cristianos que están siendo perseguidos a causa de la fe

Frase de reflexión

“Jesús nunca está lejos de nosotros pecadores. Él quiere derramar sobre nosotros, sin medida, toda su misericordia”. Papa Francisco

Evangelio del día: Jesús es el abogado defensor que reza por ti

Evangelio del día: Juan 17,1-11a – VII martes de Pascua: Padre, te pido por ellos; no te pido por el mundo, sino por éstos, que Tú me diste, porque son tuyo
Evangelio según San Juan 17,1-11

Jesús reza por los suyos: En aquel tiempo, Jesús levantó los ojos al cielo dijo: “Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo también te glorifique, y por el poder que le diste sobre toda la humanidad, dé la vida eterna a cuantos le has confiado. La vida eterna consiste en que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. Yo te he glorificado sobre la tierra, llevando a cabo la obra que me encomendaste. Ahora, Padre, glorifícame en ti con la gloria que tenía, antes de que el mundo existiera.He manifestado tu nombre a los hombres que tú tomaste del mundo y me diste. Eran tuyos y tú me los diste. Ellos han cumplido tu palabra y ahora conocen que todo lo que me has dado viene de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste; ellos las han recibido y ahora reconocen que salí de ti y creen que tú me has enviado. Te pido por ellos; no te pido por el mundo, sino por éstos, que Tú me diste, porque son tuyos. Todo lo mío es tuyo y lo tuyo mío. Yo he sido glorificado en ellos. Ya no estaré más en el mundo, pues voy a ti; pero ellos se quedan en el mundo.” Palabra del Señor

Reflexión del Papa Francisco

Resultado de imagen para papa francisco

Jesús, habla con el Padre, en este discurso, y dice: “Te ruego por ellos”. Por lo tanto, Jesús ruega por nosotros. Un hecho que podría parecer un poco extraño, porque nosotros pensamos que es justo rezar a Jesús y Jesús nos da la gracia.

Pero Jesús reza por nosotros. Jesús que ora, Jesús el hombre-Dios que reza. Y reza por nosotros: ruega por mí, ruega por ti y por cada uno de nosotros.

En realidad, Jesús ya lo había dicho claramente a Pedro, asegurándole que rezaba para que su fe no decaiga.

En este discurso de despedida, Jesús ruega por todos los discípulos que vendrán y que creerán en Él. No ruega por el mundo, sino que ruega por ellos, diciendo al Padre que su oración es por estos que tú me diste, porque son tuyos.

Así, Jesús nos recuerda que todos nosotros somos del Padre y Él ruega por nosotros ante el Padre.

San Pablo, en el capítulo octavo de la Carta a los romanos, nos dice que es una oración de intercesión. De este modo, hoy, mientras nosotros rezamos aquí, Jesús ruega por nosotros, ruega por su Iglesia.

Y el apóstol Juan nos tranquiliza diciendo que, cuando pecamos, sabemos que tenemos un abogado ante el Padre: alguien que ruega por nosotros, nos defiende ante el Padre, nos justifica.

Es importante pensar mucho en esta verdad, en esta realidad: en este momento Jesús está orando por mí. Yo puedo seguir adelante en la vida porque tengo un abogado que me defiende. Si soy culpable, si tengo muchos pecados, Jesús es un buen abogado defensor y hablará al Padre de mí.

Y precisamente para destacar que Él es el primer abogado, nos dice: Les enviaré otro paráclito, otro abogado. Pero Él es el primero. Y ruega por mí, en la oración de intercesión que hoy después de la Ascensión al cielo Jesús hace por cada uno de nosotros.

Del mismo modo como cuando nosotros en la parroquia, en casa, en la familia tenemos algunas necesidades, algunos problemas, decimos “reza por mí”, lo mismo debemos decir a Jesús:

“Señor Jesús, ruega por mí”

¿Y cómo ruega hoy Jesús?: amando. Pero hay una cosa que Jesús hace hoy, estoy seguro que lo hace: muestra al Padre sus llagas. Y Jesús con sus llagas ruega por nosotros. Como si dijese:

“Padre, este es el precio. Ayúdales, protégelos, son tus hijos a quienes yo he salvado”. (Homilía en Santa Marta, 03 de Junio de 2014)

Oración de sanación

Jesús mío, Tú eres mi Rey y mi salvador, eres lo más grande mi vida y quiero confesarte que hoy te necesito más que nunca. Con tu sabiduría y tu gracia, ayúdame a tomar las decisiones correctas

Sé que en mi vida no conseguiré mayores éxitos si no uno fuerzas contigo en la oración, el poderoso instrumento que nos dejaste para establecer una relación de amor Contigo, el Padre y el Espíritu Santo.

Te doy gracias porque escuchas mis plegarias y me llenas de tu poder para ser valiente y audaz en mi camino personal, permitiendo que pueda realizar mis sueños sin desligarme de tu proyecto de salvación

En los momentos más difíciles, tu Espíritu viene en mi auxilio, dando a mi corazón sus inspiraciones para vencer y haciéndome sentir que Tú caminas a mi lado, acompañándome en las batallas de la vida

Yo no me canso de orarte, de pedirte, de amarte, y muchas veces no me doy cuenta que Tú también rezas por mí ante el Padre, para que no me deje avasallar por las preocupaciones y angustias del mundo.

Eres mi modelo para ser perseverante en la oración. Quiero aprender a orar contigo, a buscar momentos de soledad como Tu cuando te retirabas a hablar a solas con el Padre y tener una relación profunda a Él.

Enséñame, Señor mío, a distanciarme de los ruidos del mundo, a construir la paz en mi corazón, brindándote mi tiempo y mi compañía en la oración,

Ese momento de diálogo Contigo, debe ser mi tesoro, pues en él, Tú me iluminas para ir progresando en mi camino hacia la vida eterna. Amén.

Propósito para hoy

Rezar un rosario, preferiblemente en familia, pidiendo la intercesión de María, para prepararnos espiritualmente para recibir el Espíritu Santo en Pentecostés.

Frase de reflexión

“La Confirmación es importante para el cristiano; nos da fuerzas para defender la fe y anunciar el Evangelio con entusiasmo”. Papa Francisco

El Papa viaja a Egipto porque no tiene miedo a morir

El P. Samir Khalil Samir, sacerdote experto en la religión islámica, indicó que el Papa viaja a Egipto con el objetivo de “volver a estrechar los vínculos con el islam” y, en ese sentido, destacó su decisión de estar “en medio del pueblo” y no renunciar al viaje pese a los peligros.

“Creo que, tal como es él, es preciso que vaya. El Papa no es una persona que tenga miedo”, afirmó el sacerdote egipcio.

Papa Francisco / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)
Además, “si tenemos en cuenta la posibilidad de un atentado, creo que Egipto, aunque solo sea por una cuestión de honor, hará lo imposible por protegerlo y por asegurarse de que no haya ningún elemento peligroso en los alrededores. Desde este punto de vista, creo que todo se desarrollará con normalidad”, añadió.

El también profesor del Pontificio Instituto Oriental de Roma afirmó que “ahí está el carácter del Papa Francisco, que podría decir: ‘No temo a nada y estoy en medio del pueblo. Y si debo morir, pues bien, yo soy como cualquier otra persona, me puede ocurrir simplemente porque me encuentro en ese lugar (donde tiene lugar un atentado)’. Así pues, esto podría explicar por qué no ha renunciado a su viaje”.

En una entrevista a Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), el P. Samir señaló que “hace tiempo que (Francisco) quiere volver a estrechar los vínculos entre el Vaticano y el Islam”.

“Esto me lo dijo él personalmente con ocasión en una entrevista de media hora de duración mantenida hace algunos meses. Concretamente, me dijo: ‘¿Por qué insisto en el hecho de que el islam es una religión de paz? Porque debemos ante todo renovar los vínculos de amistad con los musulmanes y con (la universidad de) Al Azhar’”, recordó el sacerdote, autor de 60 libros, entre estos “Cien preguntas sobre el islam”.

Para explicar por qué es necesario “volver a estrechar los vínculos”, el sacerdote egipcio recordó que pocos días después del atentado contra una iglesia copta en la Navidad de 2010, el entonces Papa Benedicto XVI pidió al Presidente de Egipto –en su discurso a los diplomáticos– que proteja a los cristianos.

“En ese momento, el Imán Ahmed el-Tayeb, rector de la Universidad de Al Azhar, dijo que era inaceptable que el Papa se entrometiera en la política egipcia y rompió relaciones con Roma”, señaló.

El P. Samir dijo que “tras varios intentos infructuosos, se han retomado las relaciones. Y este era el objetivo principal del Papa Francisco: el de restablecer las relaciones con el Islam y, principalmente, con Al Azhar”, institución que representa a la mayoría de los musulmanes y por tanto es “una autoridad moral e intelectual ineludible” en el mundo islámico.

Resultado de imagen para papa francisco

Cristianos de Medio Oriente

Durante la entrevista, el sacerdote señaló que la mayoría de los musulmanes reconoce que Medio Oriente necesita de los cristianos. Incluso, indicó, una emisión radiofónica abordó recientemente “el tema de las escuelas cristianas, que formaron a la élite intelectual de Egipto en los siglos XIX y XX”.
En el caso de Egipto, el P. Samir dijo que se puede decir que los cristianos son los autóctono, por tanto “se sabe que si se quiere preservar la conciencia nacional, no se puede eliminar a los cristianos”.

“Por desgracia y por motivos político-económico-religiosos, cada vez más cristianos se van. Y lo que pasa en estos momentos es lo que quiere el ISIS (Estado Islámico/Daesh). Pero estos son fanáticos, mientras que, globalmente, los musulmanes no lo son. Pero les falta valentía para decir: hay que pararles los pies. En lugar de decir esto, dicen: esto no tiene nada que ver con el Islam, con lo que no resuelven nada. Pero, en el fondo de sus corazones, la mayoría de los musulmanes dicen: ¡esto es una vergüenza!”, explicó.

Papa Francisco: Por favor, recen por mi viaje de mañana a Egipto como peregrino de paz

Quedan tan solo unas horas para que el Papa Francisco inicie uno de los viajes más importantes de su pontificado, Egipto, y consciente del riesgo que comporta viajar a este país de mayoría musulmana después de los ataques terroristas a dos iglesias coptas del país, ha pedido oraciones en Twitter.

Resultado de imagen para PAPA FRANCISCO VIAJA

En cada una de sus cuentas oficiales en diferentes idiomas de esta red social, el Papa pidió: “Por favor, recen por mi viaje de mañana a Egipto como peregrino de paz”.

Francisco estará dos días en este país –28 y 29 de abril– y mantendrá importantes encuentros con líderes musulmanes, además de celebrar un importante encuentro con los sacerdotes, religiosos y consagrados del país para confirmarlos en la fe.

PAPA

El pasado martes, el Pontífice envió al pueblo egipcio un video mensaje en el que afirmó que acude al país “como amigo, como mensajero de paz y como peregrino”.

“Nuestro mundo, desgarrado por la violencia ciega –que también ha golpeado el corazón de vuestra querida tierra– tiene necesidad de paz, de amor y de misericordia”.

Además, el Vaticano reveló algunos detalles del viaje, como que el Papa utilizará un vehículo normal, sin blindajes, para sus desplazamientos por las calles de El Cairo.

El arriesgado viaje del Papa Francisco a Egipto

En el viaje a Egipto que realizará el viernes 27 y el sábado 28 de mayo, el Papa Francisco utilizará un vehículo normal, sin blindajes, para sus desplazamientos por las calles de El Cairo.

Resultado de imagen para ataques en egipto

Así lo aclaró el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, en declaraciones a los medios de comunicación acreditados en el Vaticano.

En sus declaraciones, Burke afirmó que las medidas de seguridad que cubrirán el viaje del Santo Padre serán las mismas que en otros viajes papales, y que Egipto tomará las mismas precauciones que con cualquier otro Jefe de Estado de visita en el país.

“Las medidas de seguridad son las medidas de otros tantos viajes”, insistió el director de la Sala de Prensa. “El Papa se desplazará en un vehículo normal, no en un vehículo blindado. Será un vehículo cerrado, no será un vehículo abierto, pero será un vehículo normal”.

Asimismo, recordó que el contexto político mundial ha llevado a extremar las medidas de seguridad en todo el mundo, no sólo en lo que respecta al Vaticano. “La seguridad es un tema importante aquí, en Inglaterra, en Estados Unidos…”. Además, valoró la decisión del Pontífice de seguir adelante con el viaje a pesar de los atentados de las últimas semanas contra la comunidad cristiana de Egipto.

Imagen relacionada

“A pesar del último atentado el Papa ha decidido seguir adelante con el viaje y mostrar así un signo de cercanía con este pueblo herido. No voy a usar la palabra ‘preocupación’, pero vivimos en un mundo donde este aspecto –la seguridad– forma parte de la vida. Seguimos adelante, con serenidad, como es la voluntad del Papa”.

En la rueda de prensa, Greg Burke recordó que se trata del XVIII viaje del Papa Francisco en este Pontificado. Durante este tiempo, Francisco ha visitado 27 países. Además, se trata de la primera vez que viaja a Egipto, aunque el Papa San Juan Pablo II ya lo había visitado en febrero de 2001.

El Papa Francisco en una Audiencia General en la Plaza de San Pedro. / Foto: Bohumil Petrik (ACI Prensa)

Burke recordó que la invitación al Papa a Egipto la realizaron tanto el Presidente de la República, Abdulfatah Al-Sisi, como los Obispos egipcios, el Papa de la Iglesia Copta Ortodoxa, Tawadros II, y el imán de la Universidad de Al-Azhar.

Este viaje tendrá tres dimensiones: una dimensión pastoral con el foco puesto en la pequeña comunidad católica egipcia; una dimensión ecuménica centrada en el diálogo con la Iglesia Copta Ortodoxa; y una dimensión interreligiosa con el objetivo de potenciar la comprensión entre cristianos y musulmanes.

Este es el Vía Crucis que Santa Teresa de Calcuta escribió para jóvenes

Para vivir con mayor intensidad este último viernes de Cuaresma y el Viernes Santo, presentamos las meditaciones del Vía Crucis escritas por Santa Teresa de Calcuta para los jóvenes.

El Vía Crucis fue escrito por la querida religiosa con motivo de la clausura del Congreso Eucarístico Internacional de 1976 en Filadelfia, Estados Unidos.


Las palabras Vía Crucis significan “El camino de la Cruz”. Este es un recorrido espiritual conformado por 14 estaciones donde se meditan la pasión y muerte de Cristo. A través de la oración se interioriza el sufrimiento y los horrores que experimentó el Señor antes de la crucifixión.

Esta práctica espiritual tuvo sus orígenes en las peregrinaciones que antiguamente realizaban los cristianos a Jerusalén para recorrer los lugares de la pasión y muerte de Jesús con los evangelios en la mano. Este peregrinaje terminaba en el Monte Calvario.

Las meditaciones del Vía Crucis de la Madre Teresa de Calcuta “Un recorrido por la Pasión de Cristo, de ayer y de hoy”, contienen reflexiones sobre las obras de caridad hacia los pobres, enfermos, hambrientos y abandonados.

Estas oraciones escritas por la fundadora de las Misioneras de la Caridad también contemplan el aborto y el dolor humano.

Además, la Santa hace una exhortación a los jóvenes a no dejarse llevar por cosas mundanas.

A continuación el Vía Crucis escrito por Santa Teresa de Calcuta:

Oración

Señor, ayúdanos para que aprendamos a aguantar las penas y las fatigas, las torturas de la vida diaria; que tu muerte y ascensión nos levante, para que lleguemos a una más grande y creativa abundancia de vida.

Tú que has tomado con paciencia y humildad la profundidad de la vida humana, igual que las penas y sufrimientos de tu cruz, ayúdanos para que aceptemos el dolor y las dificultades que nos trae cada nuevo día y que crezcamos como personas y lleguemos a ser más semejantes a ti.

Haznos capaces de permanecer con paciencia y ánimo, y fortalece nuestra confianza en tu ayuda. Déjanos comprender que sólo podemos alcanzar una vida plena si morimos poco a poco a nosotros mismos y a nuestros deseos egoístas. Pues solo si morimos contigo, podemos resucitar contigo. Amén.

Primera Estación: Jesús es condenado a muerte

«Llegada la mañana todos los príncipes de los sacerdotes, los ancianos del pueblo, tuvieron consejo contra Jesús para matarlo, y atado lo llevaron al procurador Pilato» (Mt 27, 1-2).

El pequeño niño que tiene hambre, que se come su pan pedacito a pedacito porque teme que se termine demasiado pronto y tenga otra vez hambre. Esta es la primera estación del calvario.

Segunda Estación: Jesús carga con la cruz
«Entonces se lo entregó para que lo crucificasen. Tomaron, pues, a Jesús, que llevando la cruz, salió al sitio llamado Calvario, que en hebreo se dice Gólgota» (Jn 19, 16-17).

¿No tengo razón? ¡Muchas veces miramos pero no vemos nada! Todos nosotros tenemos que llevar la cruz y tenemos que seguir a Cristo al Calvario, si queremos reencontrarnos con Él. Yo creo que Jesucristo, antes de su muerte, nos ha dado su Cuerpo y su Sangre para que nosotros podamos vivir y tengamos bastante ánimo para llevar la cruz y seguirle, paso a paso.

Tercera Estación: Jesús cae por primera vez

«Dijo Jesús: El que quiera venir en pos de mí, que se niegue a sí mismo, tome su cruz y sígame, pues el que quiera salvar su vida la perderá: pero el que pierda su vida, ese la salvará» (Mt 16,24).

En nuestras estaciones del Vía Crucis vemos que caen los pobres y los que tienen hambre, como se ha caído Cristo. ¿Estamos presentes para ayudarle a Él?

¿Lo estamos con nuestro sacrificio, nuestro verdadero pan? Hay miles y miles de personas que morirían por un bocadito de amor, por un pequeño bocadito de aprecio. Esta es una estación del Vía Crucis donde Jesús se cae de hambre.

Cuarta Estación: Jesús encuentra a su Madre

«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador, porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí» (Lc 1, 45-49).

Nosotros conocemos la cuarta estación del Vía Crucis en la que Jesús encuentra a su Madre. ¿Somos nosotros los que sufrimos las penas de una madre? ¿Una madre llena de amor y de comprensión? ¿Estamos aquí para comprender a nuestra juventud si se cae? ¿Si está sola? ¿Si no se siente deseada? ¿Estamos entonces presentes?

Quinta Estación: El Cireneo ayuda a Jesús a llevar la cruz

«Cuando le llevaban a crucificar, echaron mano de un tal Simón de Cirene, que venía del campo y le obligaron a ayudarle a llevar la cruz» (Lc 23, 26).

Simón de Cirene tomaba la cruz y seguía a Jesús, le ayudaba a llevar su cruz. Con lo que habéis dado durante el año, como signo de amor a la juventud, los miles y millones de cosas que habéis hecho a Cristo en los pobres, habéis sido Simón de Cirene en cada uno de vuestros hechos.

Sexta Estación: La Verónica limpia el rostro de Jesús

«Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me distéis de beber» (Mt, 25,35).

Con respecto a los pobres, los abandonados, los no deseados, ¿somos como la Verónica? ¿Estamos presentes para quitar sus preocupaciones y compartir sus penas? ¿O somos parte de los orgullosos que pasan y no pueden ver?

Séptima Estación: Jesús cae por segunda vez

«¿Quiénes son mi madre y mis parientes? Y extendiendo su mano sobre sus discípulos dijo Jesús: he aquí a mi madre y a mis parientes quienquiera que haga la voluntad de mi Padre» (Mt 12, 48-50).

Jesús cae de nuevo ¿Hemos recogido a personas de la calle que han vivido como animales y se murieron entonces como ángeles? Estamos presentes para levantarlos.

También en vuestro país podéis ver a gente en el parque que están solos, no deseados, no cuidados, sentados, miserables. Nosotros los rechazamos con la palabra alcoholizados. No nos importan. Pero es Jesús quien necesita nuestras manos para limpiar sus caras. ¿Podéis hacerlo? ¿O pasaréis sin mirar?

Octava Estación: Jesús consuela a las mujeres

«Le seguía una gran multitud del pueblo y de mujeres, que se lamentaban y lloraban por Él. Vuelto hacia ellas les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad más bien por vosotras mismas y por vuestros hijos» (Lc 23, 27-28).

Padre Santo, yo rezo por ellas para que se consagren a tu santo nombre, santificadas por Ti; para que se entreguen a tu servicio, se te entreguen en el sacrificio. Para eso me consagro yo también y me entrego como sacrificio con Cristo.

Novena Estación: Jesús cae por tercera vez

«Os he dicho esto para que tengáis paz conmigo. En el mundo tendréis tribulaciones, pero confiad: yo he vencido al mundo» (Jn 16, 33).

Jesús cae de nuevo para ti y para mí. Se le quitan sus vestidos, hoy se le roba a los pequeños el amor antes del nacimiento. Ellos tienen que morir porque nosotros no deseamos a estos niños.

Estos niños deben quedarse desnudos, porque nosotros no los deseamos, y Jesús toma este grave sufrimiento. El no nacido toma este sufrimiento porque no tiene más remedio de desearle, de amarle, de quedarme con mi hermano, con mi hermana.

Décima Estación: Jesús es despojado de sus vestiduras

«Cuando los soldados crucificaron a Jesús, tomaron sus vestidos, haciendo cuatro partes, una para cada soldado y la túnica» (Jn 19,23).

¡Señor, ayúdanos para que aprendamos a aguantar las penas, fatigas y torturas de la vida diaria, para que logremos siempre una más grande y creativa abundancia de vida!

Undécima Estación: Jesús es clavado en la cruz

«Cuando llegaron al lugar llamado Calvario, le crucificaron allí con dos malhechores Jesús decía: padre, perdónales porque no saben lo que hacen» (Lc 23, 33).

Jesús es crucificado ¡Cuántos disminuidos psíquicos, retrasados mentales llenan las clínicas! Cuántos hay en nuestra propia patria ¿Les visitamos? ¿Compartimos con ellos este calvario? ¿Sabemos algo de ellos?

Jesús nos ha dicho: Si vosotros queréis ser mis discípulos, tomad la cruz y seguidme y Él opina que nosotros hemos de coger la cruz y que le demos de comer a Él en los que tienen hambre, que visitemos a los desnudos y los recibamos por Él en nuestra casa y que hagamos de ella su hogar.

Duodécima Estación: Jesús muere en la cruz

«Después de probar el vinagre, Jesús dijo: Todo está cumplido, e inclinando la cabeza entregó el espíritu» (Jn 19,30).

Empecemos las estaciones de nuestro vía crucis personal con ánimo y con gran alegría, pues tenemos a Jesús en la sagrada Comunión, ¡Que es el Pan de la Vida que nos da vida y fuerza! Su sufrimiento es nuestra energía, nuestra alegría, nuestra pureza. Sin Él no podemos hacer nada.

Decimotercera Estación: Jesús es bajado de la cruz

«Al caer la tarde vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que era discípulo de Jesús tomó su cuerpo y lo envolvió en una sábana limpia» (Mt 27, 57.59).

¡Vosotros jóvenes, llenos de amor y de energía, no desperdiciéis vuestras fuerzas en cosas sin sentido!

Decimocuarta Estación: Jesús es sepultado

«Había un huerto cerca del sitio donde fue crucificado Jesús, y en él un sepulcro nuevo, en el cual aún nadie había sido enterrado y pusieron allí a Jesús» (Jn 19, 41-42).

Mirad a vuestro alrededor y ved, mirad a vuestros hermanos y hermanas no sólo en vuestro país, sino en todas las partes donde hay personas con hambre que os esperan.

Desnudos que no tienen patria. ¡Todos os miran! ¡No les volváis las espaldas, pues ellos son el mismo Cristo!

Obispo advierte de “situación compleja y caótica” tras avalancha en Colombia

El Obispo de Mocoa (Colombia), Mons. Luis Albeiro Maldonado Monsalve, calificó como una “situación compleja y caótica” la tragedia ocurrida en la capital del departamento de Putumayo, tras una enorme avalancha en la madrugada del 1 de abril.


El desastre natural, que ocurrió por el desborde de tres ríos que pasan por Mocoa, cobró la vida de al menos 230 personas y ha dejado heridas a más de 200.

Aún continúa el trabajo de los rescatistas en busca de sobrevivientes.
En un comunicado publicado en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Maldonado hizo un llamado de auxilio para que se preste la ayuda necesaria, recordando que se requiere de manera urgente agua, alimentos, frazadas, colchonetas, entre otros.

“Un llamado a la solidaridad a unirnos todos en este momento difícil, a mirar hacia esta región tan necesitada”, exhortó el Prelado.

Además, el Obispo indicó que la Iglesia ha conformado un comité para atender, escuchar y acompañar a las víctimas de este desastre natural.

También recordó que la CEC, a través de la Pastoral Social conformó un equipo técnico que en las próximas horas viajará a Mocoa para prestar el apoyo necesario a la población.

Inundación colapsa Piura y Arzobispo reza por un “tiempo sereno”

El Arzobispo de Piura (Perú), Mons. José Antonio Eguren, pidió al Señor de la Buena Muerte de Chocán que le conceda a su ciudad un “tiempo sereno” ante el desborde del río Piura que ha colapsado a la ciudad.

Mons. José Antonio Eguren  en la Parroquia San Francisco Javier de Querecotillo en la ciudad de Sullana / Crédito: Arzobispado de Piura

Este lunes 27 de marzo diversos sectores de la ciudad de Piura quedaron completamente bajo el agua, inclusive la Plaza de Armas, y según cifras del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional, hasta momento hay 20 446 damnificados, 8 fallecidos, 241 395 personas afectadas y 48 708 viviendas afectadas en todo el departamento.

En su homilía de la Misa que presidió el 26 de marzo, cuarto domingo de Cuaresma, Mons. Eguren dijo que en estos “momentos difíciles y dramáticos” el pueblo de Piura debe pedir al Señor para que les conceda “un buen clima”.

La Eucaristía la celebró el Arzobispo en la Parroquia San Francisco Javier de Querecotillo en la ciudad de Sullana, Santuario del Señor de la Buena Muerte de Chocá.

Resultado de imagen para INUNDACION EN PIURA

El Prelado oró a Dios para que “no haya más muertos ni damnificados. Que las crecidas de los ríos y quebradas no produzcan más muerte y destrucción. En estos momentos podemos tener la tentación de pensar que el Señor está lejos de nosotros y que no le importamos”.

El Arzobispo recordó que ante la devastación, “Jesús está con nosotros en medio de nuestra desgracia para abrazarnos, amarnos y abrirnos los ojos a la luz del amor”.

En ese sentido, aseguró que el Señor llama a compartir “lo poco que tenemos con quien pasa más necesidad que nosotros, o dándole al hermano que está desmoralizado una palabra de aliento o un abrazo que le de serenidad y fortaleza, o haciendo de esta hora difícil una ocasión para dejar de lado todo lo que nos divide y más bien estar más unidos que nunca”.

En otro momento de su homilía Mons. Eguren dijo que “Jesús cura al ciego de nacimiento con barro y agua”, lo que ahora su ciudad tiene por “doquier y en exceso”.

“Por ello le pedimos al Señor de Chocán: Jesús, unta nuestros corazones con tu barro y derrama sobre nosotros de manera renovada el agua de nuestro bautismo, para que podamos pasar de las tinieblas de la angustia a la luz de la confianza en tu presencia y amor”.


Finalmente, encomendó al Señor las almas de los fallecidos y pidió su protección para las familias que lo han perdido todo.

“A nosotros que somos tus discípulos y devotos, danos entrañas de misericordia y de solidaridad para que por medio de nuestro amor fraterno los demás vengan a la luz de la fe en Ti y tengan la certeza que tu amor está con nosotros”, concluyó el Prelado.

Alientan a sacerdotes a atender damnificados en Perú durante “24 Horas para el Señor”

Con ocasión de la jornada mundial “24 Horas para el Señor”, la Arquidiócesis de Piura, al norte de Perú, alentó a los sacerdotes a visitar y llevar ayuda a los damnificados por los desastres naturales en la región.

En un mensaje difundido el 20 de marzo, el Arzobispo Metropolitano de Piura, Mons. José Antonio Eguren, recordó que el 24 y 25 de marzo se celebra a nivel mundial la jornada penitencial “24 Horas para el Señor”, instituida por el Papa Francisco en 2014.

Esta jornada, explicó, “tiene por finalidad facilitar durante la Cuaresma el acceso al sacramento de la confesión a los fieles, junto con la adoración eucarística, el rezo del santo rosario y otro tipo de actividades litúrgicas”.

Mons. José Antonio Eguren visita poblado afectado por inundaciones en Piura. Foto: Arzobispado de Piura.

“Sin desnaturalizar la finalidad de este iniciativa del Santo Padre, y después de visitar personalmente en estas semanas diversos distritos y ciudades de nuestra golpeada Arquidiócesis, he pensado que podríamos celebrarla este año, además de en nuestros templos, visitando a los hermanos damnificados de nuestras comunidades parroquiales, quienes ahora más que nunca necesitan una voz de ánimo para que vuelvan a encontrar la razón de su esperanza”.

Desde fines de 2016, Perú sufre una serie de lluvias, inundaciones y huaicos (aludes de lodo y piedras) en diversas partes del país.

De acuerdo al reporte del 20 de marzo del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), desde diciembre han fallecido 78 personas en todo el país, mientras que más de 101 mil han resultado damnificadas. El COEN indicó que más de 643 mil personas han sido afectadas por los desastres naturales.

Un tercio de la población afectada por los desastres naturales pertenece a la región de Piura.

El Arzobispo de Piura sugirió a los sacerdotes “que este sábado 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, en unión con sus agentes pastorales, catequistas y ministros extraordinarios de la sagrada comunión, organicen con la debida prudencia, alguna actividad para visitar al Señor en nuestros hermanos damnificados”.

“Sé que muchos de ustedes ya están actuando, y los felicito y animo a seguir adelante”, destacó.

Mons. Eguren alentó a “visitar los sectores de damnificados de la parroquia para llevarles la ayuda de alimentos, ropa, útiles de aseo, que se han ido recogiendo en sus comunidades parroquiales durante estos días”.

Pese a la crisis, Cáritas Venezuela anima a ser solidarios con damnificados en Perú

La Iglesia en Venezuela expresó su cercanía a los miles de damnificados que han dejado las lluvias e inundaciones en Perú y animó a los venezolanos a que, pese a la crisis económica, sean solidarios con las personas afectadas.

“La Conferencia Episcopal de Venezuela a través de la Red de Cáritas, promueve y anima a todos los venezolanos a ser solidarios con nuestros hermanos peruanos, y apoyar su campaña: Perú da la mano. A pesar de nuestra crisis seguimos siendo solidarios”, afirmó en un comunicado divulgado este 21 de marzo.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Defensa Civil del Perú (INDECI), señalan que desde que empezaron las inundaciones y huaicos (alud de barro y piedras) en la costa norte y centro del país, el número de fallecidos aumentó a 78 personas. Además, hay más de 101 mil damnificados, 643 mil afectados, 263 heridos y unos 20 desaparecidos.

Asimismo, han colapsado unas 11 mil viviendas, otras 12 mil han quedado inhabitables y casi 150 mil han sufrido daños en su infraestructura.

“La Iglesia en Venezuela a través de Cáritas, expresamos nuestro más profundo sentimiento de solidaridad con los hermanos peruanos, ante los sucesos ocurridos por motivo de las fuertes lluvias que azotan el norte de Perú y que ya se extienden en todo el país, desde la última semana”, expresaron en el comunicado Mons. Diego Padrón, Presidente del Episcopado; y el Cardenal Baltazar Porras, Presidente de Cáritas Venezuela.

Ante ello, los obispos pidieron a Cristo, “dueño de la naturaleza”, que “se compadezca de cuantos han sido afectados por estas lluvias y anime la infinita misericordia”; e invitaron a los venezolanos a colaborar con “cualquier ayuda” a través de la siguiente cuenta:
Cta. Cte. Nº:0105-0699-9216-9905-9454 Banco Mercantil a nombre de Cáritas de Venezuela. Rif: J-30485697-0

“Al mismo tiempo promovemos un espacio de oración por los hermanos que perdieron la vida y por los familiares, para que el Dios de la Vida les de fortaleza para salir de este acontecimiento”, concluyó el comunicado.

Mensaje del Papa Francisco por la Jornada Mundial de la Juventud 2017

Hoy se dio a conocer el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de la Juventud 2017, que se celebra este Domingo de Ramos y que lleva como título «El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí» (Lc 1,49).

A continuación el texto completo:

Queridos jóvenes:

Nos hemos puesto de nuevo en camino después de nuestro maravilloso encuentro en Cracovia, donde celebramos la XXXI Jornada Mundial de la Juventud y el Jubileo de los Jóvenes, en el contexto del Año Santo de la Misericordia.

Allí dejamos que san Juan Pablo II y santa Faustina Kowalska, apóstoles de la divina misericordia, nos guiaran para encontrar una respuesta concreta a los desafíos de nuestro tiempo.

Experimentamos con fuerza la fraternidad y la alegría, y dimos al mundo un signo de esperanza; las distintas banderas y lenguas no eran un motivo de enfrentamiento y división, sino una oportunidad para abrir las puertas de nuestro corazón, para construir puentes.

Al final de la JMJ de Cracovia indiqué la próxima meta de nuestra peregrinación que, con la ayuda de Dios, nos llevará a Panamá en 2019. Nos acompañará en este camino la Virgen María, a quien todas las generaciones llaman bienaventurada (cf. Lc 1,48).

La siguiente etapa de nuestro itinerario está conectada con la anterior, centrada en las bienaventuranzas, pero nos impulsa a seguir adelante. Lo que deseo es que vosotros, jóvenes, caminéis no sólo haciendo memoria del pasado, sino también con valentía en el presente y esperanza en el futuro.

Estas actitudes, siempre presentes en la joven Mujer de Nazaret, se encuentran reflejadas claramente en los temas elegidos para las tres próximas JMJ. Este año (2017) vamos a reflexionar sobre la fe de María cuando dijo en el Magnificat: «El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí» (Lc 1,49).

El tema del próximo año (2018): «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios» (Lc 1,30), nos llevará a meditar sobre la caridad llena de determinación con que la Virgen María recibió el anuncio del ángel. La JMJ 2019 se inspirará en las palabras: «He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38), que fue la respuesta llena de esperanza de María al ángel.

En octubre de 2018, la Iglesia celebrará el Sínodo de los Obispos sobre el tema: Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Nos preguntaremos sobre cómo vivís vosotros, los jóvenes, la experiencia de fe en medio de los desafíos de nuestra época.

También vamos a abordar la cuestión de cómo se puede desarrollar un proyecto de vida discerniendo vuestra vocación, tomada en sentido amplio, es decir, al matrimonio, en el ámbito laical y profesional, o bien a la vida consagrada y al sacerdocio. Deseo que haya una gran sintonía entre el itinerario que llevará a la JMJ de Panamá y el camino sinodal.

Nuestra época no necesita de «jóvenes-sofá»

Según el Evangelio de Lucas, después de haber recibido el anuncio del ángel y haber respondido con su «sí» a la llamada para ser madre del Salvador, María se levanta y va de prisa a visitar a su prima Isabel, que está en el sexto mes de embarazo (cf. 1,36.39).

María es muy joven; lo que se le ha anunciado es un don inmenso, pero comporta también un desafío muy grande; el Señor le ha asegurado su presencia y su ayuda, pero todavía hay muchas cosas que aún no están claras en su mente y en su corazón. Y sin embargo María no se encierra en casa, no se deja paralizar por el miedo o el orgullo.

María no es la clase de personas que para estar bien necesita un buen sofá donde sentirse cómoda y segura. No es una joven-sofá (cf. Discurso en la Vigilia, Cracovia, 30 de julio de 2016). Si su prima anciana necesita una mano, ella no se demora y se pone inmediatamente en camino.

El trayecto para llegar a la casa de Isabel es largo: unos 150 km. Pero la joven de Nazaret, impulsada por el Espíritu Santo, no se detiene ante los obstáculos. Sin duda, las jornadas de viaje le ayudaron a meditar sobre el maravilloso acontecimiento en el que estaba participando.

Lo mismo nos sucede a nosotros cuando empezamos nuestra peregrinación: a lo largo del camino vuelven a la mente los hechos de la vida, y podemos penetrar en su significado y profundizar nuestra vocación, que se revela en el encuentro con Dios y en el servicio a los demás.

El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí

El encuentro entre las dos mujeres, la joven y la anciana, está repleto de la presencia del Espíritu Santo, y lleno de alegría y asombro (cf. Lc 1,40-45). Las dos madres, así como los hijos que llevan en sus vientres, casi bailan a causa de la felicidad. Isabel, impresionada por la fe de María, exclama: «Bienaventurada la que ha creído, porque lo que le ha dicho el Señor se cumplirá» (v. 45).

Sí, uno de los mayores regalos que la Virgen ha recibido es la fe. Creer en Dios es un don inestimable, pero exige también recibirlo; e Isabel bendice a María por eso. Ella, a su vez, responde con el canto del Magnificat (cf. Lc 1,46-55), donde encontramos las palabras: «El Todopoderoso ha hecho cosas grandes en mí» (v. 49).

La oración de María es revolucionaria, es el canto de una joven llena de fe, consciente de sus límites, pero que confía en la misericordia divina. Esta pequeña y valiente mujer da gracias a Dios porque ha mirado su pequeñez y porque ha realizado la obra de la salvación en su pueblo, en los pobres y humildes.

La fe es el corazón de toda la historia de María. Su cántico nos ayuda a comprender cómo la misericordia del Señor es el motor de la historia, tanto de la persona, de cada uno de nosotros, como del conjunto de la humanidad.

Cuando Dios toca el corazón de un joven o de una joven, se vuelven capaces de grandes obras. Las «cosas grandes» que el Todopoderoso ha hecho en la vida de María nos hablan también del viaje de nuestra vida, que no es un deambular sin sentido, sino una peregrinación que, aun con todas sus incertidumbres y sufrimientos, encuentra en Dios su plenitud (cf. Ángelus, 15 de agosto de 2015).

Me diréis: «Padre, pero yo soy muy limitado, soy pecador, ¿qué puedo hacer?». Cuando el Señor nos llama no se fija en lo que somos, en lo que hemos hecho. Al contrario, en el momento en que nos llama, él está mirando todo lo que podríamos dar, todo el amor que somos capaces de ofrecer.

Como la joven María, podéis hacer que vuestra vida se convierta en un instrumento para mejorar el mundo. Jesús os llama a dejar vuestra huella en la vida, una huella que marque la historia, vuestra historia y la historia de muchos (cf. Discurso en la Vigilia, Cracovia, 30 de julio de 2016).

Ser joven no significa estar desconectado del pasado

María es poco más que una adolescente, como muchos de vosotros. Sin embargo, en el Magnificat alaba a su pueblo, su historia. Esto nos enseña que ser joven no significa estar desconectado del pasado. Nuestra historia personal forma parte de una larga estela, de un camino comunitario que nos ha precedido durante siglos.

Como María, pertenecemos a un pueblo. Y la historia de la Iglesia nos enseña que, incluso cuando tiene que atravesar mares revueltos, la mano de Dios la guía, le hace superar momentos difíciles. La verdadera experiencia en la Iglesia no es como un flashmob, en el que nos damos cita, se realiza una performance y luego cada uno se va por su propio camino.

La Iglesia lleva en sí una larga tradición, que se transmite de generación en generación, y que se enriquece al mismo tiempo con la experiencia de cada individuo. También vuestra historia tiene un lugar dentro de la historia de la Iglesia.

Hacer memoria del pasado sirve también para recibir las obras nuevas que Dios quiere hacer en nosotros y a través de nosotros. Y nos ayuda a dejarnos escoger como instrumentos suyos, colaboradores en sus proyectos salvíficos.

También vosotros, jóvenes, si reconocéis en vuestra vida la acción misericordiosa y omnipotente de Dios, podéis hacer grandes cosas y asumir grandes responsabilidades.

Me gustaría haceros algunas preguntas: ¿Cómo “guardáis” en vuestra memoria los acontecimientos, las experiencias de vuestra vida? ¿Qué hacéis con los hechos y las imágenes grabadas en vuestros recuerdos? A algunos, heridos por las circunstancias de la vida, les gustaría “reiniciar” su pasado, ejercer el derecho al olvido.

Pero me gustaría recordaros que no hay santo sin pasado, ni pecador sin futuro. La perla nace de una herida en la ostra. Jesús, con su amor, puede sanar nuestros corazones, transformando nuestras heridas en auténticas perlas. Como decía san Pablo, el Señor muestra su fuerza a través de nuestra debilidad (cf. 2 Co 12,9).

Nuestros recuerdos, sin embargo, no deben quedar amontonados, como en la memoria de un disco duro. Y no se puede almacenar todo en una “nube” virtual. Tenemos que aprender a hacer que los sucesos del pasado se conviertan en una realidad dinámica, para reflexionar sobre ella y sacar una enseñanza y un sentido para nuestro presente y nuestro futuro. Descubrir el hilo rojo del amor de Dios que conecta toda nuestra existencia es una tarea difícil pero necesaria.

Muchos dicen que vosotros, los jóvenes, sois olvidadizos y superficiales. No estoy de acuerdo en absoluto. Pero hay que reconocer que en nuestros días tenemos que recuperar la capacidad de reflexionar sobre la propia vida y proyectarla hacia el futuro. Tener un pasado no es lo mismo que tener una historia.

En nuestra vida podemos tener tantos recuerdos, pero ¿cuántos de ellos construyen realmente nuestra memoria? ¿Cuántos son significativos para nuestros corazones y nos ayudan a dar sentido a nuestra existencia? En las «redes sociales», aparecen muchos rostros de jóvenes en multitud de fotografías, que hablan de hechos más o menos reales, pero no sabemos cuánto de todo eso es «historia», una experiencia que pueda ser narrada, que tenga una finalidad y un sentido.

Los programas en la televisión están llenos de los así llamados «reality show», pero no son historias reales, son sólo minutos que corren delante de una cámara, en los que los personajes viven al día, sin un proyecto. No os dejéis engañar por esa falsa imagen de la realidad. Sed protagonistas de vuestra historia, decidid vuestro futuro.

Papa Francisco reza por las víctimas de las inundaciones en Perú

Papa Francisco: Rezo por las víctimas de las inundaciones y por todos aquellos que están comprometidos a proporcionar ayuda.

 

Ciudad del Vaticano, 19/03/17.- En el rezo Ángelus del tercer Domingo de Cuaresma, el Papa Francisco recordó la tragedia vivida hace unos días en el Perú y aseguró a todo el pueblo peruano, su cercanía para con ellos, en un momento en que su país ha sido golpeado muy duro por “inundaciones devastadoras”.

Desde el comienzo del año más de setenta personas han muerto como consecuencia de las intensas lluvias, los ríos desbordantes, los deslizamientos de tierra y las inundaciones, lo peor que la nación del Perú ha visto en más de dos décadas.

Más de la mitad del Perú se ha visto afectada por el mal tiempoy estas terribles inundaciones.

El Papa Francisco se tomó un momento para rezar por las víctimas y por aquellos que están efectuando aún labores de rescate:

“Rezo por las víctimas de las inundaciones y por todos aquellos que están comprometidos a proporcionar ayuda”.

Según información de la Agencia Efe, para el 3 de febrero de 2017, ya el Gobierno del Perú había declarado en emergencia, durante sesenta días, a tres regiones del norte del país por las inundaciones acontecidas en aquel entonces.

La agencia Efe tamibén asegura que las Inundaciones en Perú han dejado al menos a unas 62 personas muertas, 11 personas desaparecidas y a más de 62.000 damnificados.

Asimismo, las inundaciones y deslizamientos de lodo han dejado 170 heridos, 7.974 casas colapsadas y 19 colegios derrumbados a nivel nacional.

Hoy se cumplen 4 años de la elección del Papa Francisco

Hoy 13 de marzo se cumplen cuatro años desde que el Arzobispo de Buenos Aires (Argentina), el entonces Cardenal Jorge Mario Bergoglio, fuera elegido como Sucesor de San Pedro, convirtiéndose así en el primer Papa latinoamericano y jesuita.

APTOPIX-Vatican-Chris_Ulan

Antes de la elección, los cardenales acordaron que fuese cual fuese el elegido, este debía impulsar una reforma profunda a la Curia romana. En estos años, Francisco ha demostrado ser el Papa para estos tiempos y sigue llamando la atención de muchos, dentro y fuera de la Iglesia por su sencillez, desprendimiento, audacia y cercanía.

Luego de un mes de ser electo, Francisco creó un Consejo para la reforma institucional de la curia en la que participan 9 cardenales de su confianza, al que se conoce como C9.

Una de las tareas en las que más se ha comprometido el Pontífice para garantizar la transparencia financiera del Vaticano es la reforma económica de los distintos estamentos de la Curia y por ello creó el Consejo y la Secretaría de Economía, presidido por el Cardenal George Pell.

En el segundo año el Papa Francisco realizó viajes apostólicos a Asia, Sudamérica (Ecuador, Bolivia y Paraguay), África, Cuba y a Estados Unidos.
 

Tal vez el viaje más impactante fue el que realizó a Sri Lanka y Filipinas en enero del 2015. En este último el Santo Padre celebró una Misa en la capital (Manila) ante más de seis millones de personas, un evento que quedará en la historia como la Eucaristía más multitudinaria que se ha celebrado en el mundo.

En abril del 2015 el Santo Padre convocó oficialmente el Jubileo Extraordinario de la Misericordia para que la Iglesia ponga más en evidencia su misión de ser testimonio de la misericordia y “seamos misericordiosos como el Padre”.

El Año Santo comenzó con la apertura de la Puerta Santa en la Basílica Vaticana durante la Solemnidad de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre.

Entre el 19 al 28 de septiembre del mismo año el Papa Francisco realizó una visita apostólica a Cuba y Estados Unidos, la más larga de su pontificado.

En Cuba el Santo Padre pidió libertad para la Iglesia y abogó por el fin de las dinastías, y tuvo una reunión privada con el fallecido expresidente y líder de la Revolución Fidel Castro. Mientras que en Estados Unidos participó del Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

En el mes de octubre el Papa Francisco participó del Sínodo de los Obispos sobre la Familia, una reunión mundial de representantes de la Iglesia en todo el mundo para debatir sobre los diversos desafíos actuales de la institución familiar.

Al término del Sínodo se reafirmó la doctrina católica sobre el matrimonio, su indisolubilidad; y se resaltó la belleza de la familia y del plan de Dios para ella. También se habló sobre la situación de los divorciados en nueva unión.

En el 2016 el Papa Francisco sostuvo en la Habana (Cuba) un encuentro privado y firmó una declaración en conjunto con el Patriarca ortodoxo Kirill de Moscú y de toda Rusia. Este encuentro fue el primero en la historia entre un Pontífice y el líder de los ortodoxos rusos.

Inmediatamente después llegó a México para un visita apostólica entre el 12 y 17 de febrero. Según las cifras dadas a conocer por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en total más de 10 millones 500 mil personas participaron en las actividades del Santo Padre.

El 27 de julio el Pontífice arribó a Polonia, concretamente a Cracovia, donde presidió la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), la segunda de su pontificado luego de la realizada en Río de Janeiro en 2013 donde más de tres millones de jóvenes celebraron la fe con el Santo Padre.

También pudo visitar el campo de concentración de Auschwitz, como hizo Benedicto XVI en 2006, y el Santuario Mariano de Czestochowa.

Luego, en una multitudinaria Misa celebrada el 4 de septiembre en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, a la que se calcula asistieron unas 120 mil personas, el Papa Francisco canonizó a Santa Teresa de Calcuta.

El 16 de octubre el Papa Francisco canonizó a siete nuevos santos en el Vaticano, entre ellos el niño mexicano José Sánchez del Río, mártir de la guerra cristera, y el sacerdote argentino José Gabriel del Rosario Brochero, el “Cura Brochero”.

En este 2017, entre las noticias más saltantes, estuvo el reciente anuncio, el día 10 de marzo, que hizo el Nuncio Apostólico en Colombia, Mons. Ettore Balestrero, quien dio a conocer que el Santo Padre viajará a ese país sudamericano del 6 al 11 de septiembre, donde visitará Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.