Facebook Twitter Google + YouTube  Perú   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Vaticano

El Papa anima a no temer a la muerte: “Jesús mantendrá la llama de nuestra fe”

El Papa Francisco, durante su catequesis pronunciada en la Audiencia General celebrada en la plaza de San Pedro del Vaticano, animó a tener esperanza ante la muerte, a confiar en Jesús, porque Él es “la resurrección y la vida” y mantendrá viva la llama de la fe en los últimos momentos de vida, “nos tomará de la mano para decirnos: “¡levántate, álzate!”.

En su catequesis, el Santo Padre habló sobre la esperanza cristiana con la realidad de la muerte, “una realidad que nuestra civilización moderna tiende cada vez más a apartar. De ese modo, cuando llega la muerte, a alguien cercano o a nosotros mismos, no nos encontramos preparados”.

El Papa Francisco en la Plaza de San Pedro. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

A pesar de ello, el Pontífice recordó que la naturaleza humana está muy vinculada a la muerte, y prueba de ello es que “los primeros signos de civilización humana transitan por medio de este enigma. Podríamos decir que la civilización humana nació con el culto a los muertos”.

“La muerte desnuda nuestra vida”, indicó. “Nos hace descubrir que nuestros actos de orgullo, de ira, de odio, eran vanidad. Nos arrepentimos de no haber amado lo suficiente y de no haber buscado lo esencial. Y, al mismo tiempo, vemos aquello realmente bueno que hemos sembrado”.
Francisco señaló que Jesús otorgó luz sobre el misterio de nuestra muerte: “Con su comportamiento nos autoriza a sentirnos doloridos cuando una persona se va. Él se sintió profundamente afectado ante la tumba de su amigo Lázaro, y se echó a llorar. Con esa actitud, sentimos a Jesús mucho más cercano, lo sentimos como a nuestro hermano”.

Entonces, Jesús rezó al Padre, fuente de vida, y ordena a Lázaro que salga del sepulcro. “¡Y entonces resucita! La esperanza cristiana se basa en esa actitud que Jesús asume contra la muerte humana”.

El Papa se refirió a otro episodio evangélico que refuerza la esperanza cristiana ante la muerte: “En otro fragmento del Evangelio se habla de un padre cuya hija estaba muy enferma, y se dirige con fe a Jesús para que la salve. No hay figura más conmovedora que la de un padre o una madre con un hijo enfermo. Rápidamente, Jesús se dirige con aquel hombre, que se llamaba Jairo, junto a su hija, pero entonces llegó una persona procedente de la casa de Jairo y le dice que la hija ya ha muerto y que ya no es necesario molestar al Maestro”.

Sin embargo, Francisco subrayó la enorme fe de Jairo. “Jesús le dice: ‘No temas, solo ten fe’. Jesús sabe que el hombre está tentado a reaccionar con rabia y desesperación, y le pide que custodie la pequeña llama que permanece encendida en su corazón: la fe. Luego llega a su casa y saca a la niña de la muerte y la devuelve viva a sus seres queridos”.

Además, en su catequesis, el Santo Padre recordó las propias palabras de Jesús: “Yo soy la resurrección y la vida, quien crea en mí, incluso si muere, vivirá. ¿Crees en esto?”. “¡Eso es lo que Jesús nos repite a cada uno de nosotros siempre que la muerte viene a desgarrar los tejidos de la vida y los afectos!”.
“Toda nuestra existencia se juega aquí entre la fe y el precipicio del miedo”. “Todos somos pequeños e indefensos delante del misterio de la muerte”, aseguró. Sin embargo, “gracias a ella podemos custodiar en ese momento en el corazón la llama de la fe”.

En el momento de la muerte, concluyó el Papa, “Jesús nos tomará de la mano, del mismo modo que tomó de la mano a la hija de Jairo, y nos dirá: ‘¡Levántate, álzate!’”.

Vaticano envía 150 mil dólares como primera ayuda por terremoto en México

La Santa Sede enviará 150.000 dólares de ayuda a la población de México afectada por el terremoto que el martes 19 de septiembre asoló la capital y varias regiones del centro del país.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Según un comunicado difundido por la sala de prensa del Vaticano, el Papa Francisco autorizó el envío del dinero, la primera contribución de la Santa Sede ante esta emergencia, a través del Dicasterio para el Servicio de Desarrollo Humano Integral, para cubrir las necesidades de los damnificados de esta catástrofe que, por el momento, ha causado ya al menos 250 víctimas mortales.

Resultado de imagen para vaticano

La ayuda se distribuirá por medio de la Nunciatura Apostólica entre las Diócesis más afectadas por el seísmo, y se dedicará a obras de asistencia a las víctimas del terremoto como expresión inmediata del sentimiento de cercanía espiritual y aliento paterno hacia las personas y los territorios afectados.

Esta contribución económica, acompañada por la oración dirigida a la Virgen de Guadalupe, patrona de México, es una parte de las ayudas a la población mexicana que se están activando en toda la Iglesia Católica, y en las que están involucradas, además de diferentes conferencias episcopales, numerosas organizaciones de caridad.

En el mensaje pronunciado tras la Audiencia General del miércoles 20 de septiembre, el Papa Francisco mostró su cercanía y solidaridad con las víctimas del terremoto, que registró una magnitud de 7,1.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

“En este momento de dolor quiero manifestar mi cercanía y oración a toda la querida población mexicana”, señaló el Santo Padre. “Elevemos todos juntos nuestra plegaria a Dios para que acoja en su seno a los que han perdido la vida, conforte a los heridos, sus familiares y a todos los damnificados”.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

Vaticano cancela viaje del Papa Francisco a Sudán del Sur al no garantizarse la seguridad

Uno de los viajes que el Papa Francisco tenía previsto realizar en los próximos meses de momento no se llevará a cabo. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, informó hoy que Sudán del Sur, en África, queda borrado de la agenda del Pontífice debido a motivos de seguridad al no poderse garantizar unas mínimas condiciones.

El viaje no contaba aún con una fecha concreta, aunque el Vaticano preveía que se pudiera llevar a cabo entre octubre y noviembre. La intención era que el Santo Padre estuviese acompañado por el Arzobispo de Canterbury, Justin Welby, de la Iglesia anglicana.

Hace ya algunas semanas, una comitiva de la Santa Sede encargada de la organización de los viajes, se había trasladado a este país para estudiar la posibilidad de la visita. No obstante, los informes no favorables han hecho que quede suspendida.

El Papa Francisco. Foto: L'Osservatore Romano
Incluso los obispos del país en Visita ad limina en octubre de 2016 daban por cierto el viaje.

El conflicto en Sudán del Sur estalló en diciembre de 2013 después de que el Presidente sursudanés, Salva Kiir, de etnia dinka, acusara a su entonces Vicepresidente, Riek Machar, de la tribu nuer, de un intento de golpe de Estado.

A pesar de que ambas partes firmaron un acuerdo de paz en agosto de 2015, el conflicto se reanudó en julio de 2016 y desde entonces la violencia ha ido en aumento y ha degenerado en un conflicto de trasfondo étnico.

Además, la guerra ha provocado que crezca la situación de hambruna, algo que incluso el Papa Francisco denunció en un Ángelus. “Despiertan particular preocupación las dolorosas noticias que llegan del atormentado Sudán del Sur, donde a un conflicto fratricida se une una grave crisis alimentaria que afecta a la Región del Cuerno de África y que condena a la muerte por hambre a millones de personas, entre ellos a muchos niños”.

Papa Francisco en la Audiencia General: ¡Las madres no traicionan!

Durante la catequesis pronunciada en la Audiencia General celebrada este miércoles en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el Papa Francisco destacó el papel de María en el plan salvífico de Dios: su fidelidad a la voluntad divina y su valentía al aceptar esa voluntad son un ejemplo para todas las madres del mundo. “¡Las madres no traicionan!”, exclamó.

El Santo Padre continuó el itinerario de catequesis sobre la esperanza cristiana que ha desarrollado en los últimos meses. En esta ocasión, quiso mirar hacia María “Madre de la Esperanza”.

El Papa Francisco accede a la Plaza de San Pedro / Foto: Elise Harris (ACI Prensa)
Francisco destacó la importancia de la virgen en su camino de madre, pero también sus desvelos. “Desde su primera aparición en la historia evangélica, su figura se presenta como si fuera el personaje de un drama”.

En este sentido, destacó que María era una mujer valiente, que sabía confiar, y eso se demostró en su respuesta afirmativa al ángel de la Anunciación. “No fue sencillo responder con un ‘sí’ a la invitación del ángel: pero ella, una mujer todavía en la flor de la juventud, responde con valentía, a pesar de no saber nada del destino que le esperaba”.

María, continuó el Papa, “se nos aparece en ese instante como una de tantas madres de nuestro mundo: valiente hasta el extremo cuando se trata de acoger en el vientre la historia de un nuevo hombre que nace”.

En este “sí” de María, el Pontífice explicó que reside un rasgo que debe caracterizar la vida de todo cristiano: la confianza en Dios. “Aquel ‘sí’ es el primer paso de una larga lista de obediencia que la acompañará en su itinerario de madre”.

“María no es una mujer que se deprima ante las incertidumbres de la vida, especialmente cuando nada parece ir a nuestra manera. Tampoco es una mujer que proteste con violencia, arremetiendo contra el destino de la vida que a menudo revela una cara hostil”.

Por el contrario, “es una mujer que escucha, que acoge la existencia, así como esa se entrega a nosotros, con sus días de felicidad, pero también con sus tragedias con las que nunca habría querido encontrarse”. En este itinerario, María, como madre, pasó por varias “noches”, hasta “la noche suprema que es cuando su Hijo es clavado al leño de la cruz”.

Hasta el día de la cruz “María había permanecido casi desaparecida de la trama de los Evangelios”. “Pero María reaparece justo en el momento crucial: cuando gran parte de los amigos de su hijo han desaparecido por el miedo”.

“¡Las madres no traicionan!”, exclamó el Papa. “Y en aquel instante, al pie de la cruz, ninguno de nosotros puede decir quién sufría una pasión más cruel: aquel hombre inocente que muere en el patíbulo de la cruz, o la madre que sufre una agonía acompañando los últimos instantes de la vida de su hijo”.

“Todos nosotros hemos conocido a mujeres fuertes que han llevado adelante tantos sufrimientos de los hijos”.

Resultado de imagen para papa francisco hijos

“María ‘estaba’, simplemente estaba ahí. Y ahí nos encontramos nuevamente a la joven mujer de Nazaret”. “María está allí fielmente presente, siempre con una lámpara encendida en un lugar de sombras y tinieblas. Tampoco ella conoce el destino de la resurrección que su Hijo estaba en aquel instante abriendo para todos nosotros: es ahí donde muestra su fidelidad al plan de Dios, del cual se proclama sierva en el primer día de su vocación”.

El Pontífice subrayó cómo con su presencia, María sostuvo la Iglesia en sus primeros pasos. “La encontramos en el primer día de la Iglesia, ella, madre de la esperanza, en medio de aquella comunidad de discípulos tan frágiles: uno de ellos había renegado, muchos habían escapado, todos tenían mucho miedo”.

“Simplemente, María estaba allí, en la más normal de las maneras, como si fuese algo del todo natural: en la primera Iglesia, tras la luz de la Resurrección, pero también en el temor de los primeros pasos que debía dar en el mundo”.

El Papa concluyó: “No somos huérfanos, tenemos una madre en el cielo: la santa Madre de Dios”.

El Papa Francisco recibirá al Presidente de Estados Unidos Donald Trump

El Papa Francisco recibirá al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el miércoles 24 de mayo a las 8:30 a.m. en el Palacio Apostólico en el Vaticano, informó este jueves la Santa Sede.

Donald Trump y el Papa Francisco / Foto: White House - ACI Prensa

Luego de su encuentro con el Pontífice, el mandatario estadounidense se reunirá con el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin; quien estará acompañado por el Secretario para las Relaciones con los Estados, Mons. Paul Gallagher.

Este es el primer viaje al exterior de Trump como Presidente de Estados Unidos. La gira también incluye Arabia Saudita, Israel, así como Bélgica e Italia.

Trump visitará Bruselas (Bélgica) el 25 de mayo para la cumbre de la OTAN y el viernes 26 irá a Sicilia (Italia) para el encuentro del G7.

Desde que era candidato por el Partido Republicano, Trump y el Papa Francisco han tenido desacuerdos en temas como la inmigración y el deseo del Presidente de Estados Unidos de levantar un muro en la frontera con México.

El 18 de febrero de 2016, durante la conferencia de prensa realizada en el vuelo que llevó a Francisco de regreso a Roma, tras visitar México, el reportero de la agencia Reuters, Philip Pullella, pidió al Pontífice responder sobre la política migratoria propuesta por el entonces candidato Trump.

“Una persona que piensa solo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiano. Esto no está en Evangelio”, expresó el Santo Padre. Luego añadió que daría “el beneficio de la duda” al entonces candidato.

Por su parte, Trump acusó al gobierno de México de usar al Papa como un “peón” porque solo ha escuchado “una parte de la historia”. Además dijo que el Pontífice es “una persona muy política” que no entiende los problemas de Estados Unidos.

Resultado de imagen para papa francisco y donald trump

El 19 de febrero del mismo año, el entonces vocero de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, dijo a Radio Vaticana que el comentario del Papa “nunca intentó ser, de forma alguna, un ataque personal o una indicación de cómo votar” y que había repetido un tema constante en su pontificado, que es el de construir puentes.

Por su parte, los obispos de Estados Unidos han tenido respuestas mixtas durante los primeros cien días de la administración Trump, criticando su plan para los refugiados e inmigrantes, y alabando sus medidas provida.

Papa Francisco: “Que nuestro amor no sea una telenovela, no seamos impostores”

En su catequesis de los miércoles, durante la Audiencia General en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco pidió a los presentes que imiten a Cristo y amen de verdad, sin imposturas ni hipocresías. “No seamos unos impostores. Que nuestro amor no sea una telenovela. Necesitamos un amor sincero, fuerte”, indicó.

La niña asistió a la audiencia general que el papa Francisco ofreció en la Plaza.

El Santo Padre destacó que “estamos llamados al amor, a la caridad: esta es nuestra vocación más alta, nuestra vocación por excelencia; a ella está vinculada la alegría de la esperanza cristiana”.

A partir de un fragmento de la Carta del Apóstol Pablo a los Romanos, el Pontífice reflexionó sobre la “alegría en la esperanza”. Explicó que San Pablo “nos pone en guardia: existe el riesgo de que nuestra caridad sea hipócrita, de que nuestro amor sea hipócrita. Nos debemos preguntar: ¿cuándo se produce esto? ¿Y cómo podemos estar seguros de que nuestro amor sea sincero, de que nuestra caridad sea auténtica?”.

“La hipocresía puede insinuarse de muchas formas –indicó–, también en nuestro modo de amar. Esto se comprueba en nuestro amor interesado, condicionado por intereses personales”. En concreto, el Santo Padre señaló que esto se produce “cuando nos involucramos en servicios caritativos para mostrarnos a nosotros mismos o para sentirnos apaciguados; o incluso cuando buscamos visibilidad para mostrar nuestra inteligencia o nuestras capacidades”.

El Papa Francisco saluda a los peregrinos durante la Audiencia General. Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

El Papa Francisco saluda a los peregrinos durante la Audiencia General.

“Detrás de todo esto –afirmó– hay una idea falsa, engañosa, que pretende convencernos de que, si amamos, es porque somos buenos, como si la caridad fuese una creación del hombre, un producto de nuestro corazón”.

Sin embargo, continuó el Papa, “la caridad es, ante todo, una gracia. No consiste en poner de relevancia aquello que somos, sino aquello que el Señor nos da y que nosotros, libremente, acogemos. La caridad no se puede expresar en el encuentro con los demás, si primero no se ha producido en el encuentro con el amor dulce y misericordiosos de Jesús”.

El Pontífice subrayó que Pablo, en su carta, “nos enseña a reconocernos pecadores, y que también nuestro modo de amar está marcado por el pecado. Al mismo tiempo, se hace portador del anuncio nuevo de esperanza: el Señor abre delante de nosotros un camino de liberación, de salvación. Es la posibilidad de vivir también nosotros el gran mandamiento del amor, de convertirnos en instrumentos de la caridad de Dios”.

“Esto tiene lugar cuando nos dejamos curar y renovar en el corazón por Cristo resucitado, y Él nos permite, en nuestra pequeñez y en nuestra pobreza, experimentar la compasión del Padre y celebrar las maravillas de su amor”.

“Se entiende, de ese modo, que todo aquello que podemos vivir y hacer por los hermanos no es otra cosa que aquello que Dios ha hecho continuamente por nosotros”.

Francisco resaltó que “de esa manera, es el mismo Dios quien, tomando posesión de nuestro corazón y de nuestra vida, continúa a hacerse cercano y a servir a todos los que nos encontramos cada día en nuestro camino, comenzando por los últimos y los más necesitados, en los cuales Él se reconoce en primer lugar”.

El Apóstol Pablo hace ver que los cristianos no siempre viven como deberían el mandamiento del amor, “pero incluso esto es una gracia porque nos hace comprender que, por nosotros mismos, no somos capaces de amar de verdad: necesitamos que el Señor renueve continuamente ese don en nuestros corazones, a través de la experiencia de su infinita misericordia”.

Entonces, concluyó el Pontífice, “sí que volveremos a apreciar las cosas pequeñas, simples, ordinarias; y seremos capaces de amar a los demás como les ama Dios, buscando su bien”.

CONOCE LA BIBLIOTECA DEL PAPA

vaticano

La Biblioteca Apostólica del Vaticano, también conocida como la Biblioteca del Papa, es considerada por muchos como una de las más grandes y hermosas de todo el mundo. Cuenta con más de 1.600.000 libros antiguos y modernos, de los cuales 8.300 son incunables (del siglo XV, cuando recién se utilizaba la imprenta), más de 150.000 manuscritos y documentos de archivos sin contar 100.000 documentos impresos y fragmentos, 300.000 monedas y medallas y 20.000 objetos de arte.

» Leer más..