CARRITO DE COMPRA
Seguir comprando Ver Carrito Pagar ahora

Corpus Christi

14 Jun

La solemnidad del Corpus Christi, tiene una historia maravillosa de amor en nuestro pueblo y no menos la adoración al Santísimo sacramento, aunque “la santa Misa es la fuente y culmen de toda la vida cristiana” (LG 11). Realizamos la adoración eucarística, sabemos que Él nos espera pacientemente las veinticuatro horas al día en el sagrario. Nuestro pueblo sabe que Jesús Eucarístico tiene muchos secretos para entregarle. Al acercarte al Sagrario, hazlo con fe y adoración.

Frutos

Jesús Eucaristía siempre nos hace su invitación, “coman, esto es mi cuerpo”, (Mt 26,26), “quien come de este pan tiene vida eterna”, (Jn 6,51). Es el primer fruto que Jesús ofrece es la vida eterna. Al comer la Eucaristía, la vida se transforma, se percibe que los pensamientos, las palabras, las miradas, todo se convierte en expresión eucarística. Otro de los frutos que se cosechan comiendo el pan de vida o visitándolo en el Sagrario es la fuerza que se recibe para llevar adelante la vida, “sin mí nada pueden”, (Jn 15,45). Y no solo eso, sino que Él nos dice desde el sagrario: “vengan, desde aquí quiero iluminarlos”. Todos estos frutos son maravillosos, pero también hay unas peticiones por parte del Señor, “vivan en continua conversión, tengan dolor de los pecados”. Esto significa que la Eucaristía es un compromiso mutuo. Jesús te dice, yo te acompaño, te bendigo, te animo, te transformo, a cambio solo te pido, que te esfuerces y seas mi presencia eucarística en la sociedad.

Vida cristiana

La vida cristiana se le entrega a todos los bautizados y ahí se recibe el don de la Eucaristía; quien la come y la adora, va creando un ambiente espiritual eucarístico, expresión de un amor mutuo entre Jesús y el bautizado. Quien logra que esta Alianza de amor sea significativa socialmente, es una persona que su fe la convierte en amor y servicio.

Procesión Eucarística del Corpus Christi

Al acompañar por las calles de nuestra ciudad a Jesús Eucaristía, no solo es para manifestar ante la sociedad la santidad que hemos logrado en esa historia de amor eucarístico entre Jesús y nosotros; también para dejar que Jesús Eucaristía, al paso por las calles, nos dé una mirada de amor.

Equipo Paulino

Scroll To TopScroll To Top
cerrar