CARRITO DE COMPRA
Seguir comprando Ver Carrito Pagar ahora

El Cuerpo y la Sangre de Cristo

  • Inicio
  • El Cuerpo y la Sangre de Cristo
06 Jun

Frutos Eucarísticos que la sociedad espera de ti

1.- Tu vida se va llenando de Cristo, se vacía del pecado y poco a poco podrás decir, "ya no vivo yo, es Cristo que vive en mí" (Ga 2, 20). Y sin que lo digas, porque la Eucaristía es humildad, podrías decir, "imítenme porque yo llevo a Jesucristo".

2.- Podrás decir en los momentos difíciles de la vida, "todo lo puedo en Aquél que me conforta, porque Cristo es tu fuerza y tu Roca, también tendrás siempre una palabra de cariño y orientación para quienes están viviendo fuertes dificultades que nos trajo el virus.

3.- Cristo se vuelve visible en ti, se revela en tus palabras, en tus gestos, en tus actitudes, de tal manera que tus diálogos serán eucarísticas, tu cariño será el de Jesús, tú serás la expresión del Evangelio en una sociedad que busca con sed, testimonios creíbles para iniciar su camino.

4.- Tu oración será sencilla, humilde, porque será la oración de Jesús que se expresa en ti, esto no quiere decir que desaparezcas, sino que tendrás tal unión con Jesús que con frecuencia no sabrás donde inicia lo humano y donde es Jesús quien se expresa por ti al Padre.

5.- Te llevará a amar a tus hermanos, sin condiciones, así como son, santos y peca[1]dores; descubrirás lo que el papa Francisco te dice, "Hermanos todos".

6.- La nueva época cristiana fundamentada en Jesús poco a poco será una realidad por tu fuerte colaboración nacida de la Eucaristía. Serás un promotor del bien ante una sociedad cansada, con estrés, sin ilusiones y sentido de la vida, sin sentido de pertenencia a nadie y a nada.

7.- Tu vida será presencia silenciosa y humilde, como lo es Jesús en la Eucaristía, serás una presencia llena de alegría humana/divina que fascina y transforma.

8.- El amor recibido en la Eucaristía te convierte en solidario, fraterno, con una actitud siempre de servicio, por ser una de las actitudes maravillosas de Jesús que se exprese en ti.

9.- Al recibir a Jesús en la comunidad, sentirás el fuerte deseo de colaborar para entregarle a la sociedad, lo que tienes, "no tengo oro ni plata, pero te entrego lo que tengo, a Cristo Jesús". Por todo esto, necesitas recibir con frecuencia a Jesús Eucaristía.

EQUIPO PAULINO

Scroll To TopScroll To Top
cerrar